La restricción a la nocturnidad en CABA comienza a regir mañana

No puede haber bares ni restaurantes abiertos entre la 1 y las 6. "La cocina de los restaurantes debe cerrar media hora antes", precisaron.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, ratificó hoy que no se restringirá la circulación en la Ciudad de Buenos Aires, pero advirtió que si un restaurante está abierto después de la 1 de la madrugada “es pasible de clausura”, a partir de las nuevas medidas anunciadas ayer.

“La primera decisión es no restringir la movilidad de las personas en la ciudad. Para nosotros era muy importante que cada persona puede movilizarse”, dijo hoy Santilli en declaraciones a radio Mitre, luego de que ayer el Gobierno nacional delegara en cada jurisdicción la potestad de implementar restricciones en la circulación y la actividad nocturnas.

Según se anunció ayer en conferencia de prensa, la Ciudad de Buenos Aires no restringirá la circulación, pero anunció que la actividad comercial, gastronómica, cultural y de entretenimientos deberá cerrar de 1 a 6 de la mañana, y se reducirá a 10 el número de personas que podrán reunirse en espacios abiertos y cerrados, ante el aumento de casos de coronavirus.

Las medidas, que entrarán en vigencia a la 0 hora de mañana, fueron anunciadas por Santilli en una conferencia de prensa en la sede del Gobierno de la Ciudad, en el barrio de Parque Patricios, mientras el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, cumple con el aislamiento por haberse contagiado con coronavirus esta semana.

En sus declaraciones de hoy, el vicejefe de Gobierno advirtió que “si un restaurante está abierto después de la 1 AM es pasible de clausura” y precisó que “a esa hora tiene que estar con las luces apagadas”. “La cocina de los restaurantes debe cerrar media hora antes y esa media hora se utiliza para limpieza e higiene. Y a la 1 el salón va cerrando”, precisó.

Santilli admitió que en la ciudad hubo un “crecimiento sustancial de casos” en los primeros días del año y, por eso, es necesario “trabajar sobre la nocturnidad y la aglomeración de gente”. En ese punto, advirtió que detectaron “76 lugares de aglomeración en la ciudad, de los que 39 son zonas gastronómicas y 37 son parques y plazas”.

Respecto de la actividad educativa en el distrito, Santilli insistió en que “es una prioridad que vuelvan las clases”, y contó que “ya están funcionando muy bien las 100 escuelas de verano, en turnos y con burbujas, con 19.700 chicos inscriptos”. “Nuestro objetivo sigue siendo que el 17 de febrero próximo se de inicio al ciclo lectivo 2021, ojalá la pandemia nos lo permita”, remarcó.