Nuevo embate de Alberto Fernández contra la Justicia

"Es imperioso abordar cambios que le devuelvan a la Justicia el prestigio que unos pocos jueces y fiscales le han hecho perder", dijo.

El presidente Alberto Fernández consideró hoy que “es muy difícil hacer una mejor democracia y una República más sólida con jueces que acuden en socorro de sus mandantes políticos o corporativos”.

“Es imperioso abordar cambios que le devuelvan a la Justicia el prestigio que unos pocos jueces y fiscales le han hecho perder”, señaló Fernández en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

El jefe de Estado se refirió en las redes sociales a un hilo de tuits publicados por la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, referidos a la escasa confianza que los argentinos tienen en el proceder de los funcionarios judiciales.

Las publicaciones de Fernández y Losardo se produce tras la decisión adoptada ayer por la Cámara Federal de Casación Penal, que dispuso que la causa por espionaje ilegal que involucra a ex funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri pase a ser instruida en los Tribunales Federales de Comodoro Py.

La decisión del máximo tribunal penal del país se produjo antes de que el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, a cargo de la investigación, pudiera resolver la situación procesal de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, para quienes los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide habían reclamado sus procesamientos.

El expediente estará ahora en manos de la jueza María Eugenia Capuchetti y tendrá como fiscal a Carlos Stornelli, quien se encuentra procesado por espionaje ilegal en una causa que se tramita en el juzgado federal de Dolores que encabeza Alejo Ramos Padilla.

Por su parte, el jefe de Gabinete de ministros, Santiago Cafiero, consideró hoy una “irregularidad” la posibilidad de que Stornelli tenga participación en la causa, y reiteró cuestionamientos al funcionamiento del Poder Judicial, al señalar que “la administración de justicia en Argentina está en crisis.”

“Se necesita imperiosamente que la reforma judicial impulsada por el Gobierno se lleve adelante. Claramente estamos hablando de irregularidades. Desde el Ejecutivo señalamos que hay que respetar la división de poderes, ya que la Justicia es un poder autónomo”, advirtió el jefe de Gabinete en declaraciones a Radio 10.