Prisión perpetua para Alfredo Agustín Noriega por el femicidio de su ex esposa en Lomas de Zamora

El TOC 2 de Lomas de Zamora lo encontró culpable del femicidio de Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre, que tuvo lugar en 2018.

Foto archivo

Un hombre fue condenado este lunes a prisión perpetua por haber matado a golpes a su ex esposa en un hotel alojamiento de Lomas de Zamora en 2018. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora encontró penalmente responsable a Alfredo Agustín Noriega por el femicidio de Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre.

La condena, que se dio a conocer este mediodía, va en sintonía con el pedido de la fiscal de juicio, Marcela Dimundo, quien había solicitado en su alegato que el acusado sea condenado a prisión perpetua por el delito de “homicidio agravado por el vínculo en contexto de violencia de género”.

La fiscalía dio por probado que la mujer fue asesinada entre el 16 y el 17 de diciembre de 2018, alrededor de las 23 y 1 de la madrugada, en el hotel alojamiento Acapulco, ubicado en Cosquín 788 de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, adonde la pareja se había dirigido a las 22.55 ya que, al parecer, intentaban reconciliarse.

Las empleadas de limpieza se dirigieron cerca de la 1.40 a la habitación 113 luego de que Noriega se retiró del establecimiento a bordo de su Peugeot 505 y en el interior de la pieza hallaron tendida en el piso y boca arriba a Quispe. Ante esta situación, los responsables del hotel llamaron a la Policía, por lo que los efectivos de la comisaría 7ma. de Lomas de Zamora se trasladaron al lugar, al igual que profesionales del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME), que constataron el fallecimiento de la mujer.

Según las fuentes, la mujer tenía signos de violencia en su rostro y en otras zonas del cuerpo, mientras que la autopsia determinó que también fue asfixiada.

La víctima lo había denunciado a principios de 2018 por “lesiones y amenazas”. A raíz de esas denuncias le impusieron una restricción perimetral que luego de unos meses se venció.

El hombre llegó al juicio detenido desde el día del hecho cuando la Policía lo encontró mientras merodeaba el domicilio de la hermana a la que había llamado. Además, los pesquisas secuestraron en poder del acusado el Peugeot 505 con el que había abandonado el hotel alojamiento.