Los colegios privados preparan aumentos entre el 12 y 30%


En la provincia de Buenos Aires, los colegios privados con subvención del Estado podrán subir las cuotas un 11,8 por ciento desde marzo en el marco del segundo tramo de la suba acordada en diciembre pasado, cuando se reunieron las entidades del sector con funcionarios del gobierno bonaerense.

En tanto, los colegios no subvencionados por el Estado tendrán subas de entre el 25 y 30 por ciento, según adelantaron fuentes del sector.

En la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (ADEEPRA) informaron ayer que los establecimientos educativos con aporte estatal recibieron un aumento de sus aranceles del 11,8 por ciento para marzo y pusieron de relieve que tienen precios distintos según sus porcentajes de aporte.

También agregaron que “los establecimientos educativos sin aporte estatal (que constituyen el 20 por ciento aproximadamente del total de los colegios) aumentarán en promedio un 25 por ciento para marzo”.

Por su parte, desde la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (AIEPBA) indicaron que “entre los colegios que no reciben aporte estatal podrían llegar a subir hasta el 30 por ciento promedio” y aclararon que “en este caso suben lo que les permite la matrícula” aunque aclararon que “la situación está complicada para ambas partes, familias y los propios establecimientos educativos”.

Desde la educación privada, sin embargo, sostienen que los costos operativos subieron más de los porcentajes que podrían aplicar en esos establecimiento educativos y destacaron que durante 2021 para los colegios con subvención del Estado fue difícil para afrontar los costos operativos. Les permitieron subas por debajo de los aumentos al personal.

En 2021 tuvieron una suba cercana al 40 por ciento los colegios con aporte estatal. Llevaban un 32 por ciento hasta diciembre y en el último mes del año pudieron aplicar una suba de entre el 6,7 y 6,9 por ciento.

Tras distintas conversaciones informales entre asociaciones y funcionarios, se terminaron por reunir de manera formal en la comisión de aranceles de la cartera educativa provincial.

En los últimos dos años, se atrasó la difusión de los aumentos, que se hacía en octubre. La información que comenzó a circular por el sistema no fue confirmada por la Dirección General de Cultura y Educación.

“El aumento de aranceles para escuelas con aporte estatal es algo que desde AIEPBA solicitaron a las autoridades provinciales varios meses antes de que finalice el ciclo lectivo 2021.

Directivos de esa asociación consideraron que “no será el ajuste definitivo para empezar el próximo ciclo lectivo si, como ocurre año o año, hay aumento de salarios.

“Tenemos que ver si en el verano, como ocurrió otras veces, se anuncian nuevos aumentos salariales. Eso genera incertidumbre porque no lo sabemos y de concretarse debemos nuevamente sentarnos para ver cómo deberían quedar el importe de las cuotas. Pero en principio, es muy importante que las autoridades hayan entendido la situación difícil que atraviesa nuestro sector. Esta instancia era sumamente necesaria”, sostuvo Martín Zurita, secretario ejecutivo de AIEPBA.

Los establecimientos privados del segmento subsidiado, perciben entre el 40 y 100 por ciento de sus costos en la planta de personal. En 2021, los salarios docentes y no docentes, subieron entre el 45 y el 55 por ciento.

Ante el nuevo esquema de clases que se implementó por las etapas de recuperación de contenidos, en distintos establecimientos educativos subvencionados y no subvencionados, advirtieron que por primera vez se pondría en vigencia el pago de la cuota en febrero 2022.