La falta de dólares lleva al Gobierno a limitar importaciones hasta abril


El frente externo se complica para la economía argentina, los dólares escasean y el Gobierno se vio obligado a seguir apretando el torniquete de las reservas, lo que complicará aún más la capacidad de importar bienes para abastecer la industria local.

Este martes, la escasez de divisas obligó a la administración de Alberto Fernández a modificar la fórmula empleada por la AFIP para evaluar a los importadores, lo que en los hechos implicará una disminución de la capacidad para comprar productos en el exterior. Así lo hicieron saber empresarios relacionados con la actividad importadora.

La decisión consistió en ajustar la Capacidad Económica Financiera (CEF) de las empresas importadoras, un índice similar al del riesgo crediticio que establece la cantidad de compras que puede realizar un importador al exterior.

La intención de las autoridades es achicar al mínimo la salida de divisas, aún para la compra de insumos para la industria o la vida cotidiana, por algunas semanas, hasta que efectivamente se cierre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y comiencen a ingresar las divisas generadas por el campo mediante la exportación de la denominada cosecha gruesa, que comienzan a ingresar a fines de marzo.

La medida impactó sobre varias industrias que comenzaron a sufrir fuertes limitaciones en el monto autorizado a importar, que en algunos casos cayó a menos del 10 por ciento de las operaciones habituales.

Desde la Unión Industrial Argentina (UIA) emitieron un comunicado en el que señalan que “la AFIP confirmó que la determinación del CEF no ha tenido cambios de metodología de cálculo si no que los nuevos montos se establecieron con la incorporación de información actualizada y que en algunos casos, el cupo disponible se vio absorbido por anteriores operaciones en el sistema de SIMIs no confirmadas ni despachadas”.

Más adelante, indica que “las empresas podrán tramitar reprocesos de cálculo (presentando documentación complementaria) y hubo compromiso de la AFIP para agilizar las gestiones y evitar que las empresas puedan enfrentar problemas productivos o de abastecimiento”.