Almirante Brown: Alejandra se animó a denunciar una historia de abuso sexual infantil


Alejandra Gomez acaba de cumplir 37 años, sufre ataques de pánico y está bajo tratamiento psicológico, tal vez como consecuencia de una infancia cargada de sufrimientos y secretos. Sin embargo, esta semana, “casi accidentalmente”, se animó a tomar la decisión más importante de su vida para saldar un pasado que la atormenta: denunció penalmente a dos hermanos por haber abusado sexualmente de ella desde que era una niña.

“Ayer mi cuerpo se liberó cuando mi boca se abrió y el miedo se fue, ni siquiera sé cómo explicarlo, pero voy a seguir hasta que no puedan hacerle más daño a nadie”

Alejandra, sobre la decisión de presentar la denuncia
comisaria de la mujer burzaco
La denuncia quedó radicada en la Comisaría de la Mujer de Burzaco

Los abusos, denunciados ente la Comisaría de la Mujer de Burzaco, comenzaron a ocurrir hace más de 30 años, cuando Alejandra vivía con su familia en la localidad de José Mármol, partido de Almirante Brown. Desde entonces guardó silencio, como le pasa a muchas víctimas de ataques sexuales, especialmente cuando ocurren en la infancia. Pero un día la historia cambió.

“Yo ayer me animé, casi accidentalmente, me levanté a comprar una mochila para mi hija y terminé haciendo la denuncia a las 3 de la mañana contra estos abusadores”, cuenta Alejandra a InfoRegión, aunque, se sabe, estas cosas no se dan por accidente. Son producto de un trabajo individual profundo que muchas personas aún no se atreven realizar.

“Ayer mi cuerpo se liberó cuando mi boca se abrió y el miedo se fue, ni siquiera sé cómo explicarlo, pero voy a seguir hasta que no puedan hacerle más daño a nadie”, contó Alejandra a InfoRegión.

Años de silencio

El repaso por esa historia dolorosa le exige contar que sufrió “años de abusos reiterados”

“Empezaron cuando yo tenía 6 años, tal vez venían desde antes pero no tengo el recuerdo. Ocurrían en el depósito que tenía mi papá y después de noche entraban a casa, muy tarde de noche”, rememora.

En su contacto con este medio, la víctima admite que le cuesta aún dar la cara públicamente, pero participará en marchas donde pedirán la detención de los acusados, José y Daniel. Eso es lo que va a ocurrir en la tarde de este jueves a las 15, cuando está convocada una movilización en la plaza de Mármol para reclamar justicia.

“Me voy a exponer en marchas, todo San José, José mármol y alrededores los conoce y quiero que termine el reinado del terror que propagaron con sus víctimas”, enfatiza Alejandra, como quien atraviesa un límite y sabe que nunca va a volver atrás.