El Banco Central ajusta el cepo al dólar


El Banco Central sumó hoy una nueva restricción para quienes viajen al exterior al limitar la posibilidad de pagar en cuotas con tarjetas los consumos en los free shop, una medida entra en vigencia este mismo jueves y que implica otra vuelta de tuerca al cepo que busca preservar los dólares de las menguadas reservas internacionales.

Esta decisión se tomó una semana después de resolver que bancos y otras entidades no financieras de crédito ya no puedan ofrecer cuotas para comprar productos en el exterior.

Según la disposición 7535 del BCRA, la iniciativa se implementó en los bienes comprados en el exterior que se reciban por el sistema de envíos postales sin finalidad comercial, según el Código Aduanero, ni de servicios internacionales de fletes, “couriers”, y Gestoría de trámites aduaneros.

De este modo, las entidades financieras y los proveedores no financieros de crédito no podrán financiar en cuotas las compras de sus clientes en: pasajes al exterior y servicios turísticos en el exterior, como alojamientos o alquileres de autos; o de productos en el exterior que se reciban por el sistema de envíos postales sin finalidad comercial, y productos en free shops.

“Se puede seguir comprando y pagando con tarjeta en las tiendas del exterior, sin cambios. Lo que se desalienta es la oferta que hizo alguna entidad de poder financiar en cuotas en pesos un consumo en dólares”, aseguraron desde la entidad.

Esta normativa se a suma la ya implementada medida de que las entidades financieras y los proveedores no financieros de crédito no puedan financiar las compras de pasajes y productos de hotelería relacionados al turismo en el exterior.

Desde esa fecha, todos los servicios contratados con el exterior que se pagan con tarjeta de crédito deben ser saldados en un único pago o financiados con la tasa fijada para el “pago mínimo” de los resúmenes.

La prohibición de pagar viajes al exterior en cuotas tuvo como objetivo prioritario no “subsidiar” a quienes viajan al exterior, ya que el Gobierno entiende que quien puede ir al extranjero no precisa ese beneficio.