Docentes universitarios: hubo acuerdo con la mayoría de los gremios

El aumento será de entre 24 y 26 por ciento. Solo lo rechazó Conadu Histórica.

El Gobierno nacional alcanzó este viernes un acuerdo salarial con la mayoría de las entidades gremiales que representan a los docentes universitarios. El incremento será de entre 24 y 26 por ciento según las categorías.

La reunión en la que se concretó el acuerdo se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Educación y fue encabezada por el ministro Alejandro Finocchiaro. También asistieron la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavela, y los representantes de los sindicatos Conadu, UDA, Conadu Histórica, FAGDUT y FEDUN.

La propuesta fue aprobada por todas las entidades salvo Conadu Histórica, al igual que el pasado año.

El aumento

El incremento será otorgado mediante una suma remunerativa que, sumada al 15 por ciento otorgado en tres tramos hasta septiembre, significará un aumento de entre el 24 y el 26 por ciento en el salario de octubre.

De acuerdo con el acta, los aumentos son del 24 por ciento por ciento para los cargos Titulares, del 25 por ciento en el caso de los Adjuntos, del 25,5 por ciento para los jefes de trabajos prácticos (JTP), y del 26 por ciento para los ayudantes.

También se agrega una “garantía de revisión de las escalas salariales” en relación a la inflación en dos tramos. La primera será en el bimestre noviembre-diciembre del 2018, y la segunda para el bimestre enero-febrero del 2019.

Repercusiones

“Gracias al diálogo y al trabajo en conjunto llegamos a un acuerdo con los representantes de los docentes universitarios. Celebro el clima de cordialidad y la buena fe durante toda la negociación y destaco el enorme esfuerzo del Gobierno para llegar a una solución”, resaltó tras la reunión el ministro Finocchiaro.

Por su parte, el secretario General de FEDUN, Daniel Ricci, destacó que la propuesta “es superadora del techo del 15 por ciento que el Gobierno quería imponer” y “llega luego de más de tres semanas en las que hubo paros de 48 horas, movilizaciones, abrazos y banderazos en las universidades de todo el país”.

“Entendimos que es necesario aceptar la recomposición porque la situación salarial de los docentes no puede esperar, pero vamos a seguir en la lucha. Quedan muchas cosas por revisar, sobre todo ver cuál será efectivamente la inflación”, indicó.

Previo “El Gobierno deja a la intemperie a millones de argentinos”
Siguiente Biggeri: “Hay que trabajar mucho”