Femicidio en Ezeiza: la mataron y tiraron su cuerpo en un descampado

La víctima es Mónica Liliana Cruz, quien ya había denunciado por violencia familiar y amenazas al único acusado, Juan Ramón Silva, quien precisó dónde estaba el cuerpo.

Una mujer de 38 años, que estaba desaparecida desde el viernes pasado en la localidad de Tristán Suárez, fue encontrada ayer muerta y tapada con una frazada en un descampado de Cañuelas. Por el femicidio detuvieron a su ex pareja, quien habría confesado el crimen.

La víctima fue identificada por la Policía como Mónica Liliana Cruz (38), quien ya había denunciado por violencia familiar y amenazas al ahora imputado Juan Ramón Silva.

El hecho ocurrió la noche del viernes, cuando Cruz salió de su casa, en la manzana 1 del barrio San Andrés de Tristán Suárez, partido de Ezeiza y al no regresar su madre denunció la desaparición en la comisaría local.

Alan, uno de los hijos de una relación anterior de la mujer, contó que su madre salió a encontrarse con Silva ya que éste “tenía que darle plata porque no le pasaba un peso”. “Él le pegó, la ahorcó, la envolvió en una frazada y se la llevó en el auto”, indicó el joven en declaraciones a la prensa. Contó que su madre y Silva fueron pareja durante 11 años y tuvieron dos hijos.

Tras la denuncia, personal de la comisaría 2da. de Ezeiza comenzó a buscar a la mujer y a entrevistarse con diferentes testigos, entre ellos, una hermana de Silva, quien dijo que desconfiaba de la ex pareja de Cruz.
Según consigna la agencia Télam, la víctima había denunciado tres veces a Silva: en julio de 2018 por “violencia familiar” en el Juzgado de Paz de Ezeiza, en marzo de este año por “amenazas” en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de ese distrito y el 1 de abril último otra vez por “violencia familiar”.

Alan agregó que “había una restricción perimetral” sobre el acusado pero que éste “se acercaba como si nada” a su madre y sus hermanos. Ante estos antecedentes, los policías interrogaron a Silva, quien confesó haber matado a su ex pareja y arrojado el cuerpo en ruta 205 y Los Cedros, a la altura de Cañuelas.

Si bien esta confesión carece de validez judicial hasta que la ratifique o rectifique ante el fiscal de la causa, los policías aprehendieron al hombre y se trasladaron hasta el lugar señalado donde ayer hallaron el cadáver de la mujer desaparecida. El cuerpo estaba boca abajo y tapado con una frazada roja, y que en las próximas horas se va a realizar la autopsia para determinar cómo murió.

La organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) informó que en los primeros tres meses del año fueron asesinadas 72 mujeres, lo que se traduce en un femicidio cada 30 horas. 

Previo Continúan las negociaciones entre Suteba y la Provincia
Siguiente Femicidio en Ezeiza: Protesta en la fiscalía