El fiscal Di Lello asegura que es “absolutamente imposible” que haya fraude

Lo manifestó en respuesta a las críticas del PJ por la implementación de un nuevo sistema de transmisión electrónico de los telegramas con los votos.

El fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello aseveró este domingo que es “absolutamente imposible” que haya fraude en las próximas elecciones, más allá del “efecto psicológico” de que los resultados parciales sean distintos que el recuento final.

El funcionario judicial lo expresó luego de la polémica que se generó por la implementación de un nuevo sistema de transmisión electrónico de los telegramas con los votos, que comenzará a funcionar en las PASO. El Partido Justicialista, a través de su apoderado, Jorge Landau, pidió el apartamiento de la empresa Smartmatic, que está a cargo de ese operativo.

Di Lello reconoció que “siempre hay discusión sobre la posibilidad de fraude” y que puede haber “alguna maniobra” para alterar resultados pero remarcó que se trata de hechos marginales, porque “en términos del resultado” no ve “mucha pata al tema del fraude”.

“Si hablamos técnicamente de fraude como volcar un resultado final distinto al obtenido, es absolutamente imposible”, aseguró Di Lello en declaraciones radiales. “Lo que motiva la discusión es el cambio del software para acelerar los datos del escrutinio provisorio”, comentó.

El fiscal, en este marco, dejó en claro que el viejo mecanismo de transmisión de votos para su recuento definitivo está vigente y será el utilizado en las elecciones presidenciales del 27 de octubre. “El acto material del escrutinio no cambia. Hay una acordada de la Cámara Nacional Electoral que reitera la vigencia del viejo mecanismo del recuento provisorio y el definitorio”, subrayó.

“El sistema de transmisión de datos puede servir más como un efecto psicológico que otra cosa” ya que se trata de “un dato que se esfuma con el paso de las horas”, agregó.

Consultado sobre si es posible que se anuncie un ganador la noche de las elecciones que luego sea revertido en el recuento definitivo, dijo que es “matemáticamente posible, pero no como producto de un fraude o de una maniobra”.

“El sistema electoral argentino tiene la participación de muchos, por lo cual cualquier maniobra que intentara hacerse requiere un concurso virtualmente imposible”, insistió.

Previo Judiciales amenazan con no reanudar la actividad tras la feria de invierno
Siguiente De´Jipiss presenta su primer disco, “Crecer”