Rechazan el aumento del 29% en peajes

El Defensor del Pueblo adjunto le pidió “prudencia” a AUBASA y “postergar la aplicación de medidas que puedan incrementar el círculo de empobrecimiento”.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires rechazó aumentos en los peajes del Corredor Vial Atlántico, en la audiencia pública que fue convocada con el objetivo de incrementar hasta en un 29% los peajes en las rutas.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, reclamó “prudencia” a AUBASA porque “la gente ya no soporta ningún aumento más” y remarcó que los ingresos de la empresa concesionaria (rutas 2, 11, 36, 56, 63 y 74) se han multiplicado en los últimos años. Sólo en 2017 tuvo un excedente a favor de más de 236 millones de pesos.

“Ahora es necesario adoptar estrategias para que los recortes presupuestarios no impacten de lleno en las obras viales que, en muchos casos, permitirán que se salven vidas. En la Provincia se registran 6 muertes por día en accidentes de tránsito”, alertó Martello.

La crisis en la macroeconomía es reconocida por el propio presidente Macri como una situación de emergencia, que además implica menos recursos y el traspaso de servicios públicos y subsidios a la Provincia. “Se trata de una política que derivará en un 42 % de inflación y 34 % de pobreza. Por ello las empresas del Estado deben mantener un equilibrio y postergar la aplicación de medidas que puedan incrementar el círculo de empobrecimiento, como son los mayores costos de combustibles y peajes que serán trasladados a precios por los empresarios. Solicitamos prudencia a las sociedades anónimas estatales hasta que haya un nuevo escenario de certidumbre”, destacó.

Las empresas del Estado deben mantener un equilibrio y postergar la aplicación de medidas que puedan incrementar el círculo de empobrecimiento

El año pasado, la empresa AUBASA tuvo ingresos por 1840 millones de pesos, 184 por ciento más que dos años antes, muy por encima de la inflación acumulada durante ese mismo período. AUBASA tuvo en 2017 un excedente de más de 236 millones de pesos, asegura la Defensoría.

“Es necesario garantizar que los recursos que generan los peajes sean destinados especialmente a mejorar la infraestructura y los servicios viales. La obra pública en caminos, autovías, autopistas y rutas no puede ser tomado como un mero gasto, sino como una inversión pública que permite mejorar la productividad y favorece el desarrollo económico”, destacó Martello.