El juez denunció amenazas para detener a Pablo Moyano

Luis Carzoglio también apuntó con la Procuración General de la provincia de Buenos Aires. “No me van a correr con carpetazos”, advirtió.

El juez de Avellaneda Luis Carzoglio rechazó el pedido de detención al dirigente de Camioneros Pablo Moyano, que había solicitado el fiscal de Lomas de Zamora Sebastián Scalera. El magistrado denunció que recibió amenazas anónimas y convocó a una conferencia de prensa para las 20.

Pablo Moyano había sido considerado por Scalera como “jefe” de una asociación ilícita con negocios vinculados al club Independiente, desde la venta de jugadores a reventa de entradas.

“El juez Carzoglio tuvo la grandeza de no emitir el pedido de detención pese a todos los pedidos que sufrió en las últimas horas. Pablo no tenía motivos para ir preso”, remarcó el líder de Camioneros, Hugo Moyano, tras conocer el fallo.

“Carpetazos”

Por la noche, Carzoglio brindó una improvisada conferencia de prensa en la que cargó con dureza contra la Procuración General de la provincia de Buenos Aires y varios medios de comunicación.

“No me dejé llevar por las presiones de ninguna de las partes y no me dejé presionar por la campaña de prensa llevada a cabo por el Grupo Clarín y La Nación”, recalcó el magistrado sobre su decisión de no detener a Pablo Moyano.

Y añadió: “Hay una campaña mediática en mi contra, de la información publicada en esos medios el 50% es cierta y el resto son todas mentiras. Son carpetazos y en esos medios aparecen datos que solo pudieron provenir de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires” a cargo de Julio Conte Grand.

También confirmó que recibió dos amenazas de muerte luego de que trascendiera que iba a denegar el pedido de detención. “Llamaron dos veces, atendió mi mujer, la amenazaron de muerte a ella y a mí e hicieron alusión a los problemas físicos que padece lo que evidencia que tenían información precisa sobre nosotros”, aseveró.

“A mí, como juez, no me van apretar ni a perseguir con estos carpetazos, con este tipo de maniobras. Acá se tiene que terminar con los aprietes, las amenazas y el perturbar la acción de la Justicia”, finalizó.

“Ataque mediático”

Más temprano, Pablo Moyano advirtió que hay un “ataque mediático” en su contra. “Me llamó la atención, hace más de un año que están diciendo que va a ir preso Hugo, ahora sería yo el responsable de la asociación ilícita. Es decir, yo me encargaba de recaudar dinero de la venta de los choripanes después de cada partido, de la recaudación de los trapitos, de la venta de entradas”, ironizó.

Añadió que la “acusación irrisoria” se enmarca en “un ataque mediático que ha hecho un delincuente”, en referencia al detenido Pablo “Bebote” Álvarez, que lo acusó ante la Justicia.