El relato de la prima de Yésica Noguera: “Siempre tenía moretones”

Daniela contó que la mujer aparecía golpeada pero no lo denunciaba y contó que ya había perdido la tenencia de uno de sus hijos por violencia. La causa fue elevada a juicio, que se realizaría este año.

“Nunca lo denunció por violencia, pero siempre tenía moretones”, contó Daniela, prima de Yésica Noguera, asesinada en noviembre de 2017. Meses antes, había perdido la tenencia de uno de sus tres hijos por otro hecho de violencia. Su familia apuntó contra el acusado, Damián Ortíz, pero ella “lo defendió”, admitió la mujer.

El relato de la familia de Yésica es dramático. Advirtieron que era golpeada pero nunca hizo la denuncia. Cuando fue asesinada, estaba a punto de separarse y creen que esto motivó el ataque. De hecho, éste fue el motivo por el que su entorno no denunció la desaparición.

Según contó Daniela a Info Región, Yésica le había dicho que “se iba a separar para recuperar a sus hijos”. Frente al temor, aclaró que “se iba a esconder” y les pidió que “no la buscaran”. “El papá estaba seguro que ella estaba viva y que se había escondido del hombre”, explicó.

Meses antes del crimen, Yésica había perdido la custodia de uno de sus tres hijos. En junio de 2017, ella perdió contacto con el nene más chico. “No podía caminar, lo llevaron al hospital y resultó tener las piernas quebradas”, contó la prima, quien aclaró que la familia acusó a le entonces pareja pero “ella lo defendió”.

La causa -caratulada como homicidio agravado por tratarse de su pareja y ocurrir en un contexto de violencia de género- ya fue elevada a juicio, que se realizará en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. La fecha estimada de inicio es junio, comentó la familia. El acusado es Damián Ortiz. “Hasta el día que no le den perpetua, ninguno de nosotros va a sentir que se haya hecho justicia, recién ahí vamos a empezar a cerrar la herida”, insistió la prima de la víctima, quien considera que actuó con “premeditación”.

El caso

Yésica Noguera tenía 22 años y era mamá de tres chiquitos. Fue asesinada el 6 de noviembre de 2017 y su cuerpo fue hallado dentro de una heladera el 14 de noviembre de ese año en el Arroyo del Rey, en Lomas de Zamora.

La autopsia determinó que había fallecido cinco días antes y que no murió por arma de fuego o blanca ni por estrangulamiento. Los investigadores creen que fue asfixiada.

El acusado, Damián Ortíz, fue detenido el 22 de noviembre en una casa de Alejandro Korn y permanece en esa condición desde entonces.

Previo Brown trabaja para aprovechar “la última chance”
Siguiente Udocba denuncia: "Vidal está estafando a los docentes"