“Nos equivocamos en haber planteado un gobierno en base a la grieta”, evaluó Monzó

También sostuvo que el presidente Mauricio Macri “no se rodeó de gente que tuviera legitimación política propia", sino que más bien tuvieron "un perfil más de cortesanos".

El presidente saliente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, afirmó que el Gobierno de Mauricio Macri se equivocó al plantear a “la grieta” como base y dijo que está dispuesto a “colaborar” con el presidente electo Alberto Fernández, a quien pidió que “camine de vuelta hacia el centro”.

Recalcó además que sigue siendo “un afiliado peronista” y que “hay que darle oportunidades” al kirchnerismo y que a partir del 10 de diciembre trabajará para “formar una fuerza de centro, que promueva el diálogo y termine de una vez por todas con la grieta”.

“Nos equivocamos en haber planteado un gobierno en base a esa grieta”, afirmó Monzó en sendas entrevistas con los diarios Clarín y La Nación, publicadas este domingo, en las que criticó la obsecuencia dentro del gobierno nacional y la falta de visión para marcar errores.

“En 2015 mi ilusión era formar un gobierno más amplio, integrar a ese peronismo que colaboró en el Congreso para formar una tercera vía y superar la grieta. En eso sí me decepcionó. La estrategia de (Jaime) Durán Barba es la grieta, es blanco o negro”, agregó.

Futuro de Juntos por el Cambio

Al respecto, anticipó que en la oposición al gobierno de Fernández “el radicalismo tendrá un lugar más preponderante” por tener “más anclaje a nivel nacional” y candidatos presidenciales con capacidad para competir, como Martín Lousteau y Alfredo Cornejo.

Dijo también que el reelecto jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta “puede ser una cabeza importante que surja a nivel nacional por parte del PRO, y destacó que el gobierno de Macri deja “un país insertado al mundo” y “con reglas de juego más claras”, aunque lamentó que haya quedado pendiente solucionar la pobreza y la economía.

Errores

Consultado por los errores del Gobierno dijo que “el Presidente no se rodeó de gente que tuviera legitimación política propia”, sino que más bien tuvieron “un perfil más de cortesanos”, lo que generó “aislar al presidente de la realidad” y que terminara siendo “un gobierno de obsecuentes”.

“Esto lo llevó a aislarse y a creer que una semana antes de las PASO podíamos ganar la elección. Y eso nos llevó a que 12 de agosto y durante 10 días viéramos a un presidente desnudo que le endilgaba a la sociedad la responsabilidad del resultado electoral. Vimos a un presidente enojado, porque llegó a una situación tan virtual y la realidad fue tan contundente que no lo pudieron aceptar. Ese es el error principal”, reflexionó.

Previo Se voló el techo de la escuela: “Por suerte no tenemos que lamentar víctimas”
Siguiente Avellaneda: Desde el PJ justifican la suba de tasas para equiparar con la inflación