Lanús roza los 400 casos de dengue, el distrito más afectado de la Región

Se incrementaron un 365 por ciento los casos en el distrito. En tanto, en la Región el total de casos es de 1032.

Mosquito Aedes Aegypti, transmisor del Dengue

La epidemia del dengue continúa en aumento en la provincia de Buenos Aires. De acuerdo con los boletines epidemiológicos del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, son 1.032 los casos en la Región. Lanús es el distrito que reflejó el mayor incremento de casos, con un aumento total de un 365,88 por ciento. En tanto, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown y Ezeiza, acumularon en lo que va del año 636 casos. 

A través de una comparación realizada de los boletines epidemiológicos de la Semana Epidemiológica (SE) 22 hasta la SE 30 (24 de mayo al 25 de julio), se desprende que los casos aumentaron un 365,88 por ciento en Lanús, seguido por Esteban Echeverría con un 190 por ciento; Almirante Brown en un 76,6 por ciento; Lomas se incrementó en un 76 por ciento; Avellaneda en un 57,62 por ciento; y por último Ezeiza con un 33,33 por ciento. 

El anterior período epidemiológico relevado por Info Región fue el comprendido desde la SE 17 (comenzó el 19 de abril) hasta la SE 21 (concluyó el 23 de mayo). 

En esa oportunidad, Lanús presentaba un total de 85 contagios pero hoy son 396; Echeverría tenía 30 caso y se incrementaron a 87; Brown tenía 47 infectados y en el último período relevado alcanzó los 83; Lomas pasó de 125 a 220 contagios; Avellaneda de 151 a 238; y Ezeiza de 6 a 8 casos. 

Con esas cifras, los seis distritos de la Región acumularon un total de 1032 casos en lo que va del año, mientras que en la provincia de Buenos Aires se notificaron 2095 casos nuevos en el período mencionado (SE 22 a SE 30), lo cual implica un registro total de 4812 contagios. 

Prevención

 El crecimiento de casos en la provincia es alarmante y a tan solo un mes de la llegada de la primavera, desde el Ministerio de Salud solicitaron “campañas de descacharreo por parte de los niveles locales”. 

“Debido a la situación antes mencionada y a que los huevos que deposita el vector son estructuras de resistencia que soportan bajas temperaturas, se hace necesaria la planificación, por parte de los niveles locales y regionales, de campañas de descacharrado durante el invierno, buscando así una disminución drástica de los mosquitos atacan las formas inmaduras, antes del comienzo de la época estival”, indicaron en el último boletín epidemiológico de la SE 30.