El Fiscal cree que la adulteración de la droga puede obedecer a una guerra entre bandas


El fiscal general de San Martín, Marcelo Lapargo, aseguró esta tarde que la adulteración de las sustancias que contiene la droga envenenada fue intencional y reveló que continúan los allanamientos para dar con la red que distribuyó el producto.

“Esto es un hecho gravísimo para la salud pública”, dijo el funcionario judicial respecto de las condiciones en que se produjeron las ya 16 muertes y decenas de internaciones por intoxicación.

Además, admitió que se trata de algo inédito en la historia judicial argentina: “Es un hecho excepcional, no tenemos ningún antecedente. Nos hace pensar que la sustancia se incluyó deliberadamente, no es un error del proceso”, enfatizó sobre los acontecimientos que derivaron en una cadena de muertes e internaciones.

El funcionario luego reveló en detalle el relato de una de las víctimas con la que pudo tomar contacto, que da cuenta del impacto fulminante de la cocaína adulterada instantes después de consumirla.

“Tenemos el testimonio de alguien que estaba consumiendo en grupo. Dijo que consumió una cantidad muy pequeña y que se sintió muy mal, por eso no consumió más. Pero los que estaban con él sí siguieron y fallecieron tres de ellos”, describió Lapargo a una señal de noticias.

En otro orden, no descartó que el origen de la adulteración sea una guerra entre bandas por el control de un territorio.

“Puede ser que sea un ajuste de cuentas entre narcotraficantes, pero ahora es algo conjetural. Es algo excepcional, no es algo que sucede habitualmente como para decir que ‘esto es lo que pasa en un ajuste de cuentas entre narcos'”, indicó el fiscal.