Elevaron a juicio la causa por el homicidio de Tehuel

El juez Martín Rizzo aceptó el pedido de elevación de la fiscal Karina Guyot, pero la búsqueda continuará.

Tehuel de la Torre

La causa por el homicidio de Tehuel de la Torre, el joven trans oriundo de San Vicente que fue visto por última vez el 11 de marzo de 2021. De todos modos, la búsqueda continuará en el marco de una causa paralela. Ayer se cumplió un año sin Tehuel y los dos acusados, Luis Alberto Ramos y Alfredo Montes, siguen sin decir ni una palabras sobre su paradero.

Martín Rizzo, del Juzgado de Garantías 8 de Cañuelas, elevó a juicio la causa por el “homicidio agravado por odio a la orientación sexual e identidad de género, carátula que la causa tenía ya desde noviembre del año pasado. El cambio ocurrió poco antes de que la fiscal Karina Guyot, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Presidente Perón, solicitara la elevación a juicio.

El temor de la familia, y de toda la comunidad, era que al darse por cerrada la instrucción, ya no se buscara más a Tehuel. La Justicia aceptó, en este marco, el desdoblamiento de la causa para que Guyot continúe con la búsqueda del joven de San Vicente.

Ayer, cuando se cumplió un año de la desaparición, el Ministerio de Seguridad dispuso aumentar a 5 millones de pesos la recompensa para las personas que brinden datos útiles que ayuden a encontrar a Tehuel De La Torre. Las personas que puedan suministrar datos que contribuyan a encontrar a Tehuel deben comunicarse telefónicamente al número de acceso rápido 134 correspondiente al el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas ordenada por la Justicia, del Ministerio de Seguridad.

Qué se sabe

Tehuel De la Torre fue visto por última vez el 11 de marzo de 2021, cuando salió -en horas de la tarde- de su domicilio rumbo a la estación de trenes de Alejandro Korn, partido de San Vicente, porque había conseguido una changa: iba para participar de un evento como mozo.

Su pareja hizo la denuncia y se desplegaron diversos operativos, entre ellos en la casa de Luis Alberto Ramos, el hombre que lo había convocado por un trabajo y el primero de los detenidos. También fue apresado Oscar Alfredo Montes.

Los investigadores llegaron a esa casa ubicada en la calle Mansilla 1203 no sólo porque era la persona a la que el joven iba a ver sino porque, además, el celular de Tehuel estuvo por última vez activo en esa zona desde las 19.45 del día de la desaparición hasta las 0.30 del día siguiente. Las fuentes detallaron que en una excavación realizada en la casa del sospechoso se encontró un teléfono incendiado y algunas prendas que podrían pertenecer al joven.

Ramos reconoció haberse encontrado con Tehuel el 11 de marzo a las 16.30 pero sostuvo que no fueron a ningún evento y que cada uno se fue por su lado. Montes, en tanto, dijo no conocerlo directamente. Más adelante, se pudo hallar en el celular de Ramos en la que aparece el otro imputado y Tehuel. Fue tomada ese mismo día, en su propia casa entre las 20.30 y las 21.

Durante el transcurso de la investigación, la Justicia ordenó diversos allanamientos que arrojaron resultados negativos en relación al paradero del joven desaparecido, aunque lograron determinar la vinculación de los imputados con el hecho, a partir del hallazgo de rastros hemáticos que, tras ser analizados, resultaron ser coincidentes con el ADN del joven buscado. La casa, en tanto, fue reducida a escombros en septiembre pasado.

Juicio sin cuerpo

No es la primera vez que se eleva a juicio una causa por homicidio sin cuerpo o que se condena al femicida. El antecedente más inmediato es el Stella Maris Sequeira, quien fue vista por última vez en diciembre de 2016 en Ezeiza y nunca más se supo nada de ella. El abogado Rubén Carrazzone, quien fuera su pareja, fue condenado el 23 de febrero pasado a la pensa de prisión perpetua por el femicidio.

En agosto del año pasado, por otro lado, la Suprema Corte de Justicia dejó firme la condena de 22 años de prisión para Daniel Lagostena, hallado culpable por el asesinato de Érica Soriano, cuyo cuerpo tampoco apareció. Fue vista por últma vez el 20 de agosto de 2010, cuando salió de la casa que compartía con el femicida en Lanús. Ella cursaba su tercer mes de embarazo.

El cuerpo de Roxana Núñez tampoco apareció pero los asesino fueron condenados. Era artesana, tenía 28 años y vivía en España pero había venido de visita al país. Fue vista por última vez el 1 de marzo de 2009 en Ezeiza. La Justicia de Lomas de Zamora condenó como coautores del homicidio a Juan Carlos Zárate (20 años de prisión), Néstor Javier Leguizay y su pareja Alejandra Danza (ambos a 18 años de reclusión).