Horror en Lomas de Zamora: “No me deja en paz”, el último mensaje de Patricia

Tenía 33 años y estaba junto a su hija de casi 2 años cuando fue atacada brutalmente. Había denunciado a su ex y esperaba que el entreguen el botón antipánico.

Patricia Brandán tenía 33 años y había denunciado a su ex pareja por violencia de género. Esperaba que el entregaran un botón antipánico pero fue asesinada a martillazos el 23 de mayo pasado. Estaba junto a su hija de poco menos de 2 años, quien también falleció. Luego del salvaje ataque, prendieron fuego la casa.

El jueves fue asesinada, junto a su hija, pero ya había sido golpeada el sábado anterior. “Si no me defendía, no la contaba, está como obsesionado, no me deja en paz, espero que con esto escarmiente porque me mata él o lo mato yo”, le contó Patricia a una amiga, tras esta golpiza. Tomó la decisión de denunciarlo para ponerle fin al calvario.

La Justicia actuó, le otorgaron la restricción perimetral para que Jonathan López (su ex y padre de su hija) no pudiera acercarse a ella y esperaba con ansias que le entregaran el botón antipánico, pautada para el jueves de esta semana. Sin embargo, la muerte las encontró antes.

Patricia mostró los golpes recibidos en el ataque anterior

Según relataron amigos y vecinos de la víctima, el acusado por el doble femicidio acudió en tres oportunidades a la vivienda que alquilaba Patricia. “Ella no lo dejó entrar las primeras veces y la última vino directo a matarla”, contó una de las amigas. Ella mantuvo contacto con Patricia durante toda la noche y a las 2.10 de la madrugada recibió el último mensaje. A las 4 la casa ya estaba en llamas.

Los vecinos fueron quienes acudieron para sofocar el incendio luego de que López saliera a la calle gritando “se incendia mi casa”. Según los testigos, “salió ensangrentado porque se había querido suicidar y cuando fueron a apagar el fuego, se escondió en el arroyo (del Rey) y después se quiso escapar”. Más tarde, fue trasladado al hospital Luisa C. de Gandulfo, con una profunda herida en el cuello.

Se encuentra internado en el Gandulfo

Marcos fue uno de los primeros vecinos en llegar a la vivienda incendiada y en diálogo con Info Región, contó que él no sabía “que había gente adentro”. “Estaba el cadáver de ella prendido fuego y la bebé estaba en un rincón todavía estaba viva”, recordó. La pequeña respiraba y los propios vecinos la llevaron al centro de salud lomense, pero llegó sin vida y los médicos nada pudieron hacer por ella.

El informe policial da cuenta de la brutalidad del ataque. Señala que había “una mujer semidesnuda, fallecida y un niño de aproximadamente 2 años con signos vitales”. Era imposible determinar que se trataba de una nena porque los golpes los golpes la dejaron irreconocible.

Según los datos brindados por amigas de la víctima, Patricia y Jonathan habían comenzado la relación en 2015, pero se separaron cuando se enteró del embarazo. “Él siempre fue violento, de le notaba en el carácter”, advirtieron a este medio, en el marco de una recorrida por la escena del doble crimen.

La causa es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, especializada en Violencia de Género. Intervienen los fiscales Osvaldo Carrión y Fabiana Juanatey.

Previo Avellaneda: Para Cambiemos, “Alberto Fernández será un títere”
Siguiente "Lo ideal sería una confluencia de todo el peronismo para ganar en primera vuelta"