El cuerpo de Valentina Gallina presentaba lesiones de vieja data

El dato, que se desprende de las primeras pericias, indica que la joven sufría violencia de género. Había perdido a su madre en 2008, víctima de femicidio.

El caso de Valentina Gallina, en Olavarría, no pasa desapercibido. La joven fue asesinada a golpes el pasado sábado y por el crimen fue detenida su pareja. En las mismas circunstancias había muerto su madre en 2008. Las pericias indican que la joven sufría violencia de género.

El fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, dijo hoy que está “totalmente probado” que Valentina sufría violencia de género. Las primeras pericias dan cuenta de las lesiones que provocaron su muerte, algunas superficiales y aquellas que son de vieja data.

La joven murió por un edema encefálico intracraneal; es decir, murió por la salvaje golpiza que le propinaron. También tenía cortes en cara y cuello, pero superficiales; y lesiones de vieja data, como hematomas.

El caso

La joven de 19 años fue asesinada a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Olavarría y por el femicidio aprehendieron a su concubino, quien había dicho que los atacaron por problemas que un hermano suyo tenía con vecinos de otro barrio.

El crimen ocurrió el 4 de enero, pasadas las 11.30, en una vivienda ubicada en calle 108 entre Lamadrid y Moreno del barrio Isaura de Olavarría. Valentina fue hallada en agonía por efectivos de la comisaría local que se trasladaron hasta su domicilio tras ser alertados de que había sido atacada presuntamente por un grupo de personas que vivían en otro barrio.

Fue trasladada de urgencia al Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió a los pocos minutos a raíz de las lesiones sufridas.

El acusado es Alejandro Diego Ezequiel Pais (29), quien dijo que unas personas habían entrado a la casa y efectuado disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en Valentina, pero la autopsia reveló que la víctima no presentaba ninguna herida de arma de fuego sino que murió a raíz de un “edema craneal” provocado por golpes.

Está acusado por “homicidio triplemente calificado por la relación de pareja, mediar violencia de género y ensañamiento”.

El drama detrás del drama

Valentina era la mayor de los tres hijos que tuvo Valeria Soledad Cazola (24), asesinada de cinco puñaladas en el abdomen por su novio, Jorge Villanueva, durante la madrugada del 12 de junio de 2008, en una de las habitaciones de una pensión ubicada en avenida Alberdi 2744, del barrio Coronel Dorrego.

Por el asesinato, Villanueva fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado en 2009 por el delito de “homicidio simple” ya que en la ley de ese entonces no estaba contemplada la figura de “femicidio” como agravante.

La familia de la joven había inaugurado el hogar para mujeres en estados vulnerables llamado “La Casa Popular de Valeria”, situado Fassina 1931, de barrio Sarmiento Norte.

Previo Se realizaron 12 juicios por jurados durante el 2019
Siguiente Pymes valoran el diálogo con las autoridades