Sobre el final, Talleres perdió el invicto y se quedó con las manos vacías

El Tallarín cayó 3-1 ante Flandria en Jáuregui. Matías Sosa abrió el marcador para la visita, mientras que Mateo Levato, con un doblete, y Enzo Acosta le dieron la victoria al local.

Foto: Twitter.

Talleres de Remedios de Escalada cayó luego de 14 partidos sin conocer la derrota. Este domingo, perdió 3-1 ante Flandria en condición de visitante, en el marco de la fecha 4 del Clausura de la Primera B.

Matías Sosa abrió el marcador para los de Rodolfo Della Picca, mientras que Mateo Levato, en dos oportunidades, y Enzo Acosta le dieron el triunfo a los de Jáuregui. De esta manera, los de Escalada quedaron en la 9° posición con cinco unidades.

El partido

El conjunto local tomó la posta del protagonismo en el arranque del juego. Con una presión alta y abriendo la cancha, el Canario intentaba lastimar a Talleres, aunque no era punzante.

Con el correr de los minutos, el Tallarín tomó más peso en el campo de juego. Sin embargo, el partido se tornaba de ida y vuelta ya que la velocidad de los jugadores del local era notoria.

A los 22 minutos de juego, la más clara llegó: Un desborde por la derecha culminó en un centro al área chica donde esperaba Vergara quien, de cabeza, no pudo direccionar bien su remate y la pelota se fue apenas desviada. Sin más emociones, el encuentro se fue al descanso en tablas.

El complemento

Dispuesto a buscar los tres puntos, Talleres salió con todo a la segunda mitad. Sin embargo, las situaciones no llegaban y el encuentro se tornaba chato, al menos hasta los 14 minutos: Un doble error en la salida del local, sumado a la presión de Vergara, le permitió a Sosa pisar el área y, con un zurdazo bajo, abrir el marcador en Jáuregui.

De contra, el Tallarín pudo ampliar su ventaja, pero la puntería no era la mejor y Flandria seguía con vida, aunque no encontraba los caminos para lastimar a Ezequiel Cacace.

A un cuarto de hora de finalizar el compromiso, un saque de arco y un mal despeje le permitió tomar de volea una pelota suelta a Levato, quien con gran potencia y precisión clavó un derechazo que dejó sin respuesta al arquero visitante. De esta manera, el partido volvía a las tablas.

Flandria creció con el empate y comenzó a jugar. Con el protagonismo, sus jugadores crecieron y encontraron los caminos. Primero, Levanto volvió a pisar fuerte y dio vuelta el encuentro, al tiempo que ya en el descuento, Acosta liquidó el partido. Luego de 14 encuentros, Talleres volvió a caer.

Lo que sigue

Talleres disputará su próximo encuentro como local en Remedios de Escalada cuando reciba, con fecha y horario a conformar, a Los Andes, por la fecha 5 del Clausura de la Primera B.

Previo Avellaneda: Los detuvieron cuando intentaban robarse más de 300 litros de combustible
Siguiente Cammilleri: “El municipio hace lo que puede”