Cruces por el IVA en la leche

El Gobierno plantea bajar de 21 a 10,5 el IVA en este producto, la oposición asegura que se trata de un "aumento".

En agosto de 2019, el entonces presidente Mauricio Macri anunció la eliminación del IVA en la leche, entre otros productos, y en las últimas horas el Gobierno anunció que pretende bajar del 21 al 10,5% el gravamen. Esto generó críticas de la oposición pero desde el Ejecutivo aclararon que el 31 de diciembre, se implementó una compensación porque venció el IVA 0.

“Con aquella decisión que tuvo un impacto efímero (aludiendo a la medida del macrismo) la alícuota que pagan la mayoría de las la leches vendidas en las góndolas pasó de 21 a 0%”. El 31 de diciembre, la medida dejó de estar en vigencia. A partir de entonces y para evitar que la medida redunde en un incremento en el precio de los productos lácteos se dispuso un mecanismo de compensación que será reemplazado por la propuesta prevista en el proyecto de ley.

El proyecto de ley de Presupuesto “prevé una reducción en la alicuota del IVA a la leche del 21 al 10,5%” y como tal aseguraron que “no existen razones para que esta propuesta genere un alza de precios”. La iniciativa unifica a la vez con ese mismo porcentaje a la categoría de leche fluida y en polvo sin aditivos, que estaba exenta, pero representa una porción marginal del consumo de lácteos en la Argentina.

Los voceros de la AFIP y del Ministerio de Desarrollo Productivo coincidieron en señalar que el proyecto “vuelve a una situación de normalidad sin compensación pero se rebajan alícuotas y se homogenizan criterios”. De esta manera, lo propuesto por el ejecutivo “viene a normalizar una situación referida al tratamiento impositivo de los alimentos lácteos que tiene su origen con costosa y poco efectiva decisión del gobierno anterior de reducir la alícuota del IVA para los alimentos”.

Hoy la mayoría de las leches que se venden en las góndolas está alcanzada por el 21% de IVA, y el proyecto rebaja esa alícuota al 10,5%.

Cristian Ritondo, desde Juntos por el Cambio, cuestionó que “el pueblo argentino ya se encuentra haciendo un esfuerzo enorme para sobrellevar la crisis provocada por la pandemia”. “Aumentar el IVA de un producto tan esencial como la leche solo perjudicará más su situación“, sentenció.

Desde la izquierda también llegaron críticas: Nicolás Del Caño preguntó en redes sociales “¿Alguien me explica que tiene de progresista poner el 10,5% de IVA a la leche?”.

El proyecto de ampliación del Presupuesto nacional enviado al Congreso prevé una reducción en la alicuota del IVA a la leche del 21% al 10,5% y la iniciativa unifica con ese mismo porcentaje a la categoría de leche fluida y en polvo sin aditivos, informaron fuentes de la AFIP y del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Desde el Gobierno explicaron que “con el objetivo de unificar criterios y evitar abusos se establece la misma alícuota a un conjunto de alimentos lácteos. Para eso, se eliminan exenciones (tasa 0%) vigentes a algunas leches que hoy prácticamente no se comercializan en los supermercados.