Más de la mitad de los habitantes del conurbano son pobres

En el Gran Buenos Aires la indigencia escaló del 6,4% registrado a fines de 2018 al 11,8% informado para el segundo semestre de 2020.

El 51% de los habitantes que viven en el conurbano bonaerense son pobres, lo que equivale a decir que hay 1.518.957 hogares donde 6.353.604 personas malviven a diario un indicador que según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) trepó del 35.9% registrado en el segundo semestre de 2018, al 40.5% de igual período de 2019, hasta el 51% relevado en la mitad final de 2020.

Se considera pobre a una familia que no llega a ingresar mensualmente los $50.854 en los que el INDEC estimó su canasta básica. Según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), los hogares pobres apenas recaudan $29.567 al mes.

Por su parte, la cantidad de hogares conurbanos donde las familias que los componen no llegan siquiera a consumir la cantidad mínima de alimentos necesarios para un crecimiento saludable, escaló del 6,4% registrado a fines de 2018 al 11,8% informado para el segundo semestre de 2020. En términos de población, estos hogares albergaban al 8.5% de los habitantes en 2018 y al 15.2 en 2020.

Esto implica que hay 439.302 hogares que no alcanzan a ingresar los $21.572 en los que el INDEC estima la canasta básica alimentaria por lo cual 1.899.003 personas están subalimentadas. En los hogares indigentes, el organismo censal indicó que el ingreso mensual promedio es de $12.864.

Los distritos que componen el Gran Buenos Aires concentran el 53,9% de la población relevada por la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC en 29 aglomerados urbanos de todo el país.

Resistencia, capital de la pobreza

Sin embargo, el conurbano bonaerense no es el que presenta los peores números: Gran Resistencia, en el Chaco con el 53,6% de sus habitantes bajo la línea de pobreza y el 10,6% considerado indigente encabeza este ranking de la miseria.

A nivel nacional, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza alcanzó el 31,6%; en estos residen el 42% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 7,8% de hogares por debajo de la línea de indigencia que incluyen al 10,5% de las personas. Lo que implica que 2.926.890 hogares, que incluyen a 12.000.998 personas, son pobres y que, dentro de ese conjunto, 720.678 hogares que incluyen a 3.007.177 personas son considerados indigentes.