La semana próxima anunciarán el acuerdo sobre la exportación de carne


El Gobierno nacional y los frigoríficos exportadores de carne alcanzaron un acuerdo general para reabrir la venta al extranjero aunque aún restan detalles por cerrar, por lo que el anuncio oficial se haría la semana próxima.

El entendimiento implicaría la reapertura parcial de las exportaciones de carne vacuna, que fueron suspendidas durante mayo para frenar el sostenido incremento de los precios internos de esa mercadería, clave para la mesa de los argentinos.

Los empresarios cárnicos, en declaraciones informales, aseguraron que no se trata de un acuerdo sino de una imposición del Gobierno, pero que la industria lo apoyará porque es mejor que la prohibición absoluta dispuesta el 20 de mayo.

El acuerdo implicaría la reapertura parcial de las exportaciones, con límites por monto total de venta o por volumen, que buscaría en particular el abastecimiento al mercado interno de los cortes más consumidos por los argentinos, como asado y vacío.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se negó a anticipar el resultado de las negociaciones, pero anticipó que las nuevas medidas buscarán un “ordenamiento” de la cadena productiva, aumentar la producción cárnica y lograr que los cortes vacunos más demandados en el mercado interno lleguen a los mostradores a precios accesibles para los bolsillos argentinos.

“Estamos terminando de ajustar los mecanismos. Hemos tenido varios encuentros con sectores de la producción y exportación de carne. La salida de esto es que Argentina pueda superar la barrera histórica de 3 millones de toneladas al año de carne vacuna. Si pudiéramos ir a un nivel de 5 millones, que es nuestro gran objetivo, en ese caso, podríamos garantizarnos 3 millones de toneladas para el mercado interno que permitiría recuperar el consumo y al mismo tiempo podríamos contar con 2 millones de toneladas para exportar, que sería el doble de lo exportado el año pasado”, precisó Kulfas.