En agosto, volvió a bajar el precio de la carne en el mercado interno

Así lo indica un informe del CEPA. "No es justo que el precio internacional de la carne sea el mismo precio que deban pagar nuestros compatriotas", aseguró el Presidente, defendiendo las medidas adoptadas para bajar el precio.

De acuerdo a un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el precio de la carne vacuna se redujo en agosto un 1,4 por ciento. Esta baja se da por segundo mes consecutivo y el presidente Alberto Fernández destacó las medidas implementadas para que esto fuera posible. “No es justo que el precio internacional de la carne vacuna sea el mismo que deben pagar nuestros compatriotas”, señaló esta mañana.

El precio de la carne vacuna se redujo por segundo mes consecutivo (-1,4% en agosto). De acuerdo al relevamiento, las medidas impulsadas por el Gobierno tuvieron efecto sobre el precio de la carne, tanto en Hacienda (-6%) como en mostrador (-2,3%).

“Analizando la evolución de las variaciones mensuales a lo largo del año 2020 y los primeros ocho meses de 2021, se observan incrementos significativos de la carne vacuna durante enero (7,6%), marzo (5,6%), abril (9,2%), noviembre (7,7%) y diciembre (20,2%) de 2020, y también en 2021, con particular aumento en los meses de enero, marzo y junio de 2021 (6,3% 7,3% y 7,9% respectivamente). Cortando con la fuerte dinámica alcista, en julio y agosto los distintos cortes de carne vacuna mostraron en promedio una caída de 1,0% y 1,4% respectivamente”, señala el informe.

El CEPA precisa que “en los cortes caros el promedio fue de -1,3%, en los cortes intermedios alcanzó -1,2% y en los económicos fue de -1,0%”.

“En términos interanuales, es decir respecto a agosto 2020, la variación de precios nominales de la carne (+78,2%) se movió muy por encima de la variación de precios del período (+51,8% aproximadamente), lo cual implica un encarecimiento de los diversos cortes en términos reales”, explica el informe, y precisa: “A la cabeza de los aumentos sobresalen cortes de alto consumo popular como el asado (82,6%), vacío (84,1%) y matambre (77,1%). En estos casos se observan incrementos muy por encima de la inflación del periodo”.

“No es lo mismo”

El Presidente retomó los datos del CEPA para defender las medidas adoptadas por su gobierno para bajar los precios para el consumo interno. “Los precios de la carne bajaron desde el momento en que restringimos las exportaciones. No es justo que el precio internacional de la carne vacuna sea el mismo precio que deban pagar nuestros compatriotas. Cuidar la mesa de los argentinos. Ese es nuestro compromiso”, sentenció a través de Twitter.

Las medidas del Gobierno

Ante el aumento de precios de mayo, el Gobierno decidió suspender las exportaciones de carne por 30 días a partir del día 20 de ese mes. Un mes después, y siguiendo la evolución de los precios de carne vacuna, determinó a través de DNU 408/2021 (con vigencia hasta 31 de agosto), un nuevo esquema de exportaciones donde se mantienen algunas limitaciones para abastecer al mercado interno. Una de ellas es, por ejemplo, vender al exterior hasta el 50 por ciento del volumen mensual promedio exportado en 2020. Este esquema fue prorrogado recientemente.

Al mismo tiempo se anunció la prohibición de manera transitoria de la exportación de determinados cortes. Hasta el 31 de diciembre no se podrá vender al exterior media res, cuartos con hueso y los cortes de asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrados, paletos y vacíos.

Finalmente, con la aplicación de la limitación de exportaciones se redujo el precio en hacienda (6%) y se estabilizó el precio en mostrador. Si bien este último no logró retrotraer la totalidad del incremento de junio (7,9%), no es menos cierto que redujo sus precios en los dos últimos meses (1% y 1,4%).