El lunes no habrá clases en las escuelas en las que se vota

Las instituciones educativas que abran sus puertas el domingo, no dictarán clases el lunes, jornada en la que se realizará la limpieza.

Como se han sumado lugares de votación, para evitar amontonamientos durante las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), la recomendación es chequear en la página de la Cámara Nacional Electoral qué institución le corresponde. Aquellas escuelas que se abran el domingo, no dictarán clases el lunes.

De acuerdo al cronograma dispuesto, aquellas instituciones educativas en las que se vote, no dictarán clases el siguiente lunes debido a que se realizará ese día el operativo de limpieza, informaron fuentes oficiales. Los alumnos, que hace dos semanas recuperaron la presencialidad plena -con cuidados-, volverán el martes al aula, aunque desde algunas instituciones confirmaron que habrá actividades virtuales.

A diferencia de otros años, estas elecciones se encuentran atravesadas por la pandemia de Covid-19 y las escuelas ya tienen aceitado el mecanismo de clases virtuales, ya que desde marzo de 2019 se adoptó este sistema. Recién este año se logró acceder a la bimodalidad (virtual/presencial) y hace dos semanas se reanudó la presencialidad plena, aunque con ciudados. Así, desde algunas instituciones ya comunicaron el cierre de las escuelas el lunes, pero con “actividades” en la página.

En la Provincia de Buenos Aires figuran en el padrón electoral 12.704.518 ciudadanos habilitados para votar en 36.917 mesas. El horario de votación es de 8 a 18. La recomendación es chequear el lugar porque se agregaron mesas y es probable que haya cambios respecto a las elecciones pasadas.

Se implementa, además, un protocolo especial para acudir a las urnas, que contempla, entre otras cuestiones, un horario preferencial para las personas mayores o con riesgos, acudir con lapicera y llevar pegamento para cerrar el sobre.

Otra novedad es que habrá un facilitador sanitario. Entre las funciones estarán las de ordenar el ingreso de votantes a efectos de no saturar la capacidad interna del local, constatar el uso de tapabocas, constatar y hacer respetar el distanciamiento social de 2 metros entre las personas y controlar que se cumpla la capacidad máxima de concurrencia en los locales de votación. Al mismo tiempo, cada uno de los facilitadores, deberá controlar y alentar el respeto de las normas sociales de contacto físico en pandemia, evitar aglomeraciones de personas (sobre todo en espacios cerrados), y también hacer respetar las filas en el exterior observando las medidas preventivas.