Supermercados de cercanía y regionales en alerta con los controles de precios

Los supermercados de origen chino denunciaron que hay municipios que envían militantes para "amedrentar".

La títular de una de las cámaras que agrupan a los supermercados chinos, Yolanda Durán, sostuvo que los titulares de esos autoservicios están “asustados” porque advierten que el Gobierno envió “militantes a controlar los precios”.

“Estamos asustados. No puede ser que nos manden a los militantes a los supermercados”, se quejó Durán al tiempo que apuntó contra los proveedores como principales responsables de los aumentos.

“Estamos todos preocupados, asustados y con incertidumbre total”, sostuvo Durán, quien indicó que en un principio pensaba que la iniciativa para mantener sin modificaciones los precios hasta enero era “solamente para los hipermercados que tienen todas las ventajas comerciales”.

Los controles de precios comenzaron a regir desde el fin de semana en diferentes municipios bonaerenses ante la disposición del Gobierno de congelar más de 1.400 artículos hasta el 7 de enero.

“Somos el último eslabón y ya vienen con los precios”, remarcó Durán, quien manifestó que pasaron “el fin de semana por todos los mercaditos de proximidad de distintas municipalidades a asustar, amedrentar, a entrar diez o doce inspectores en un espacio de 200 metros cuadrados”.

Además, explicó que el segmento no cuenta con “ventajas” por volúmenes de compra, por lo que apuntó: “No podemos negociar”.

“Nuestro margen de utilidad es magro a comparación del resto”, evaluó, al hacer referencia a las grandes cadenas y pidió que el Ejecutivo revise la cadena de precios al criticar a los porveedores por considerar que son las que “encarecen” los productos de consumo masivo.

Audiencia de los Súper Argentinos con Débora Giorgi

Por su parte, directivos de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), que agrupan a supermercados de cercanía y cadenas regionales especialmente del interior del país, encabezados por sus presidentes, Ricardo Zorzón y Víctor Palpacelli, fueron recibidos por la subsecretaria de Comercio Interior, Débora Giorgi.

Del encuentro surgió que a pesar de la diversidad formatos y tamaños de empresas supermercadistas representadas por ambas entidades y de su amplia cobertura territorial, la intención del Ejecutivo es mantener sin alteraciones el listado de productos y sus precios durante los 90 días de vigencia de la resolución, salvo casos específicos que se encuentren plenamente justificados.

Los supermercadistas informaron mediante un comunicado que “la funcionaria remarcó que se llevarán a cabo inspecciones frecuentes, que en el caso del interior del país quedarán a cargo de los gobiernos provinciales, que estarán habilitados para impartir sanciones si las circunstancias lo ameritan”.

En ese sentido, Giorgi les solicitó “enfáticamente” que le hicieran llegar información concreta de fabricantes, distribuidores o mayoristas que no se adecúen a la normativa, comprometiéndose a “actuar rápida y efectivamente para solucionar los casos que se vayan denunciando”.