El Congreso tratará una nueva ley de alquileres


Ante la caída en la oferta de alquileres en un contexto inflacionario, el oficialismo intentará modificar la ley de alquileres sancionada durante esta gestión una iniciativa que, al igual que la ley vigente, obtendría un amplio apoyo en la cámara baja en la que tanto el Frente de Todos y Juntos por el Cambio coinciden en la necesidad de su derogación ante la falta de resultados positivos.

“Es necesaria una revisión integral de la legislación actual que claramente no generó certezas ni a los propietarios ni a los inquilinos. En la búsqueda de equilibrios hay que dar garantías a ambos lados del mostrador”, la diputada nacional electa del Frente de Todos Marcela Passo, quien impulsa una nueva normativa junto al hasta ahora titular de la cámara, Sergio Massa.

Los cambios principales que están en evaluación son la reducción del plazo de duración de los alquileres, él índice de actualización de los valores de los alquileres y la frecuencia de los aumentos que con la nueva ley el ajuste del precio pasó de ser semestral a anual.

El propio Sergio Massa, ya había admitido que la ley sancionada en 2020 tenía buenas intenciones pero que había “fracasado” ya que redujo la oferta de alquileres y no pudo contener el alza de precios para los inquilinos: “El Congreso sancionó, no con mala fe sino buscando una solución a un problema, una ley que fracasó”, remarcó.

“Pretendía asegurar a inquilinos y propietarios y terminó disminuyendo la oferta, retrayendo la posibilidad de desarrollar el negocio y generando incertidumbre y dificultades para el inquilino”, completó y llamó a “discutir una nueva ley de alquileres que le dé certeza al propietario y garantía y tranquilidad al inquilino para que el sector pueda desarrollar libremente ese emprendimiento noble que tiene a lo largo y ancho del país”.

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, confirmó que desde el oficialismo se prevé “presentar una modificación” en la normativa dado que “la implementación de la ley en el momento de la aplicación no trajo los resultados que se esperaban” por lo cual “uUna cantidad de funcionarios y diputados consideran que se puede mejorar”, acotó en la habitual conferencia de prensa realizada los jueves en la Rosada.

“Los precios de los alquileres, como todo aquello que forma parte de lo que tiene que pagar una familia, es una de las preocupaciones centrales de la Argentina”, enfatizó.

En este marco, desde el Ejecutivo analizan suspender por decreto o por ley la actual legislación por 180 días, para que en ese período una comisión redacte una nueva ley, una versión que, según Passo, están analizando Massa con el presidente Alberto Fernández”, a quienes se suman el ministro de Vivienda y Hábitat, Jorge Ferraresi, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.