El Presidente regresó al país tras su participación en la Cumbre de la Américas

Arribó a Ezeiza esta tarde. ¿Qué dejó la cumbre de líderes que se realizó en Los Ángeles?

El presidente Alberto Fernández arribó esta tarde al país tras participar esta semana en la ciudad estadounidense de Los Ángeles de la IX Cumbre de las Américas, en la cual pidió la renuncia del secretario general de la OEA y le pidió a Estados Unidos una reformulación de la política hacia América Latina.

El vuelo de Aerolíneas Argentinas, que había partido a las 22.56 hora local (2.56 de la Argentina) desde el aeropuerto internacional de Los Ángeles, aterrizó a las 14.54 en el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, de la localidad bonaerense de Ezeiza.

Fernández regresó acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el canciller, Santiago Cafiero; la ministra de Salud, Carla Vizzoti y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. También formaron parte de la comitiva oficial el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; las secretarias de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini. Acompañaron además al jefe de Gabinete de Asesores, Juan Manuel Olmos y el diputado nacional, Eduardo Valdés.

Su participación en la Cumbre

Al pronunciar su discurso ante los líderes de la cumbre de Los Ángeles, el mandatario argentino pidió la renuncia del secretario general de la OEA , el uruguayo Luis Almagro, le solicitó a su par norteamericano Biden una reformulación de la política de su país hacia América Latina y cuestionó el apoyo de su antecesor Donald Trump a la gestión de Mauricio Macri.

Alberto Fernández afirmó que “ya es hora de que Estados Unidos vuelque la mirada hacia América Latina“, y aseguró que sus palabras en la IX Cumbre de las Américas constituyeron “un discurso contra la política exterior” que siguió el gobierno del exmandatario Donald Trump.

“Fue un discurso antipolítica exterior de (Donald) Trump. Ahora el presidente (Joe) Biden hoy tiene el deber de revisar eso y corregir las cosas. Biden fue el vicepresidente de Barack Obama, que abrió una puerta para terminar el bloqueo con Cuba. Se volvieron a reponer las embajadas. Mi queja fue al daño que la administración de Trump le ha hecho a América Latina”, señaló Fernández en una entrevista que ofreció a la cadena televisiva CNN en Español en la ciudad de Los Ángeles, donde se desarrolla este encuentro.

El presidente consideró que “la Cumbre de las Américas, no es una reunión social que autoriza cierto derecho de admisión al que la organiza”, y de esta forma criticó la decisión tomada por Estados Unidos de excluir del cónclave a Cuba, Nicaragua y Venezuela. “La verdad quise decir esto porque hay dos países en América Latina que están sufriendo. Uno es Cuba, que lleva décadas de un bloqueo que empezó en la Guerra Fría. Parece lejísimo todo esto. Cómo puede ser que estemos discutiendo esto. Y otro de forma reciente, que es el bloqueo sobre Venezuela, que ha condenado al exilio a muchos venezolanos y que ha dividido a la sociedad”, apuntó el jefe de Estado.

Al respecto, aclaró: “No hablé de Nicaragua, hablé de Cuba y de Venezuela. Venezuela ha hecho en los últimos años un trabajo importante para recomponer el diálogo con la oposición, para llevar adelante elecciones limpias, que se han hecho. Ha habido elecciones en diferentes estados, el chavismo perdió el estado donde nació Chávez y nadie cuestionó o impugnó esa elección”.

En tanto, Fernández calificó el discurso de Biden de extraordinario” porque “es maravilloso escuchar a un presidente de los Estados Unidos decir que no se puede seguir confiando en la teoría del derrame”. “Y escuchar algo más: que esa política que Biden aplica en los Estados Unidos quiere que trascienda los Estados Unidos y se aplique en el continente. Eso es maravilloso”, evaluó.

El jefe de Estado argentino afirmó, además, que Estados Unidos es “un país muy importante que ha tenido que afrontar muchas dificultades”. “Enfrentó, como todos nosotros, la pandemia; afrontó el problema Afganistán; y ahora tiene que afrontar el problema de Rusia-Ucrania. Lo que digo es que ya es hora de que Estados Unidos vuelque la mirada a América Latina y termine fundamentalmente con estas dos restricciones que impuso (sobre Cuba y Venezuela), que me parecen profundamente injustas y en nada humanitarias”, consideró.

Sobre la invitación a Biden a que asista a la Cumbre de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en diciembre en Buenos Aires, Fernández dijo que el mandatario estadounidense “se mostró muy contento con la invitación” “Creo que de una vez por todas podemos dar el paso trascendente de respetarnos en la diversidad, porque no pensamos igual todos en América latina, pero sin embargo podemos juntarnos y unirnos para resolver problemas”, sintetizó.

En ese sentido, el Presidente indicó que la región “se dio cuenta de que la desunión entre los latinoamericanos permitió cosas terribles, por ejemplo los problemas que se generaron con la búsqueda de vacunas cuando la Covid arreciaba”. “Es hora de que nos unamos y es hora de que nos respetemos porque cada pueblo elige al presidente que quiere. Yo tengo con el presidente (ecuatoriano Guillermo) Lasso una relación espléndida a pesar de que todos saben de mi amistad con Rafael Correa”, subrayó.

Acuerdo con Chile

El Presidente y su par chileno Gabriel Boric acordaron inversiones para gas y energía renovable, y enfatizaron la provisión diaria desde el 1 de junio de 300.000 metros cúbicos de gas natural por día a la región de Bio Bio. Los mandatarios mantuvieron un encuentro bilateral realizado en el Convention Center de la ciudad estadounidense de Los Ángeles, sede de la IX Cumbre de las Américas.

“Fue una buena reunión, siempre verlo a Gabriel para mí es una alegría. Tenemos una mirada común sobre el mundo y sobre lo que tiene que hacer la región”, afirmó Fernández durante la declaración conjunta que ambos mandatarios ofrecieron al cabo del encuentro. “Pudimos dar un paso que repara, en alguna medida, la conducta que alguna vez tuvo la Argentina”, explicó el jefe de Estado argentino, quien informó que desde el 1 de junio se están proveyendo 300.000 metros cúbicos de gas natural por día (M3/d) a Chile, acuerdo que continuará hasta el 30 de septiembre de 2023.

El 1 de junio pasado la Argentina comenzó a proveer 300.000 metros cúbicos de gas natural por día (M3/d) a la región del Bio Bio, en Chile, con capital en Concepción, y esa provisión continuará hasta el 30 de septiembre de 2023, informaron fuentes de Presidencia. “Ahora lo que le estamos proponiendo es que, con la participación de empresas privadas, podamos garantizarle un contrato en firme, es decir, que no pueda ser interrumpido, cuatro millones de metros cúbicos diarios”, destacó Fernández.