El Presidente participó de la Misa por la Paz en Luján

Junto a miembros del Gabinete, asistió a la ceremonia religiosa que fue presidida por monseñor Jorge Eduardo Schening.

El presidente Alberto Fernández participó esta tarde en la Basílica de Nuestra Señora de Luján de la denominada “Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos, junto a miembros del gabinete nacional y referentes del Frente de Todos (FdT), a poco más de una semana del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La misa –que fue organizada por el Municipio de Luján- fue celebrada por el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, y concelebrada por el obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Pastoral en Villas de Emergencia, Gustavo Carrara.

“Este es un lugar muy particular. En esta misa aprovechemos a dejar que la Virgen escuche nuestras necesidades. Su presencia le habla a la Patria. Que la voz de nosotros sea la voz de la Argentina, en una oración sentida por la paz y la fraternidad”, expresó Scheinig en la apertura de la celebración.

Luego, en su homilía, el arzobispo advirtió que el país atraviesa un “tiempo extremadamente delicado” y afirmó que la “paz social está frágil y amenazada, y somos responsables de asegurarla y cuidarla”. “Cuando el intendente de Luján me compartió su deseo de hacer esta misa con una convocatoria amplia hacia las fuerzas políticas y otras confesiones religiosas para reconocernos y encontrarnos en esta oración por la paz social y diálogo entre los líderes pensé que sería una muy buena iniciativa y le dije que sí”, agregó a continuación.

El Presidente estuvo sentado en primera fila, acompañado por el ex presidente Eduardo Duhalde; el ministro del Interior, Eduardo De Pedro; la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau y el intendente de Luján, Leonardo Boto, entre otros.

También participaron de la ceremonia el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el ministro de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque; el canciller Santiago Cafiero; los ministros Daniel Filmus, Gabriel Katopodis, Jorge Taiana y Juan Zabaleta; y el senador Oscar Parrilli, entre otros.

Asimismo hubo representantes de organismos de derechos humanos, como Taty Almeida y el premio Nobel de la Paz, Pérez Esquivel; dirigentes sociales como Esteban ‘Gringo’ Castro y Juan Grabois; y sindicales como Hugo Yasky. Las Madres de Plaza de Mayo llegaron a la puerta “para agradecer” pero no ingresaron.

La convocatoria a la denominada “Misa por la Paz y la Fraternidad de los Argentinos” surgió de parte del intendente de ese distrito, Leonardo Boto, quien realizó una invitación a “todas las fuerzas políticas y sus representantes y vecinos y vecinas de otras confesiones cristianas y religiosas”.