Reyes: Las ventas cayeron un 10% en la Región

La caída en las ventas minoristas se dio tanto en Lomas de Zamora, como en Almirante Brown y Avellaneda. Comerciantes reclaman medidas para reactivar el consumo.

Las expectativas no eran buenas y el balance general coincidió con esa previsión. La Región no fue ajena a la caída de ventas reflejada por el relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que este domingo indicó que los locales minoristas vendieron 11,5 por ciento menos que en la misma fecha del año pasado. Las ventas cayeron un 10 por ciento en comercios locales.

En Lomas de Zamora, “las ventas no fueron buenas y estuvieron un 10 por ciento bajo en relación al año anterior”, señalaron desde la Cámara de Comercio local. “Había mucha gente en las jugueterías, pero se vendió un 10 por ciento menos que en 2018”, precisó Alberto Kahale, titular de la Cámara, en diálogo con Info Región. Planteó, en este marco, que “mucha gente se fue afuera el viernes” y eso “afectó a las ventas”.

En Almirante Brown, la situación fue similar, según señaló a este medio el presidente de la Cámara de Comercio, Martín Cao. “No había buenas expectativas por lo poco que se había vendido en Navidad y como era de esperarse, pese a no tener números precisos aún, las ventas fueron malas y hubo una caída”, manifestó.

Mismo balance hicieron en Avellaneda, donde el presidente de la Cámara de Comercio, Roberto García Prada, precisó que “la venta estuvo muy acotada, como un espejo de lo que fue en Navidad”. “Poca gente, tal vez muchos se fueron a la Costa, pero las ventas estuvieron muy tranquilas”, recalcó.

Reclamo al Gobierno

Ante el panorama negativo, desde las cámaras consultadas plantearon sus dudas para el año que comenzó. “No hay ninguna perspectiva de cambio para la economía y por eso no hay expectativas, porque solo se apunta a enfriar el mercado y aumentar las tarifas pero no se piensa en invertir en la producción”, advirtió Kahale, quien consideró que “si el Gobierno no cambia el rumbo económico, no van a estar dadas las condiciones para aplacar la caída del consumo”. “Somos pesimistas y no creemos que haya cambios positivos. Se habla de que va mejorar en el segundo trimestre, pero no sé cuántas pymes van a quedar en pie si no cambian rápidamente el rumbo económico”, completó.

El titular de la Cámara de Brown, Martín Cao, contó que “todavía no hay tantos locales cerrados en Brown como en el 2001, pero ya se ve alguno”. “Hay que pasar el verano y ver que nos depara para marzo”, agregó, aunque, al igual que su par de Lomas, consideró que “debería haber medidas de modo urgente de parte del Gobierno para estimular el consumo”.

García Prada, de la Cámara de Avellaneda, planteó que esperan “alguna mejora para marzo, pero muchos locales ya no pueden sostenerse”. “Tenemos puesta la esperanza de una recuperación del consumo para este año, de otra manera, muchos locales van a cerrar y muchos empleos se van a perder”, alertó.

Previo El dólar abrió la semana sin cambios
Siguiente Gray busca inversiones en Echeverría