En Ferro, Fernández advirtió: “No improvisamos”

En un acto por los 16 años de la asunción de Néstor Kirchner, el precandidato presidencial cargó contra el macrismo.

El precandidato presidencial Alberto Fernández participó del acto que se realizó en Ferro por los 16 años de la asunción de Néstor Kirchner y advirtió que “la improvisación es cosa del macrismo”. Además, aclaró que no le tema al desafío de conducir los destinos de los argentinos.

“Cuando Néstor murió, yo estaba distanciado de Cristina. Durante meses y meses, por un año, soñaba con Néstor”, recordó, al tiempo que destacó que lo “marcó mucho”.

En torno al desafío de conducir los destinos de loa argentinos, en caso de imponerse en las PASO y las elecciones generales de octubre, advirtió que la Argentina “se parece al país en cenizas” que recibió el Gobierno de Néstor Kirchner, del que él formó parte como jefe de Gabinete. “No tengo miedo”, aclaró.

“Deberíamos entrar al mismo laberinto al que entramos alguna vez y deberemos salir como salimos. La ventaja que tenemos es que ya estuvimos y sabemos por donde se sale”, señaló. “No improvisamos, eso es del macrismo, no es nuestro”, apuntó a continuación.

En su discurso, lanzó críticas a la administración de Mauricio Macri y puntualizó en la pobreza, eje fundante que tuvieron las homilías de los arzobispos de Buenos Aires y La Plata, Mario Poli y Víctor Manuel Fernández, respectivamente. Sostuvo que el macrismo deja el país “con una cantidad de pobres que tiene que avergonzar”. “Cuatro de cada 10 argentinos van a estar debajo de la línea de pobreza y Macri dice que vamos a estar mejor”, rechazó.

Por otra parte, destacó que junto a Néstor entendió que “la política no es un hecho individual, es colectivo, necesita de todos”. “No se trata de un líder que dice ´yo quiero´”, apuntó, en lo que puede entenderse como una crítica al peronismo que se presenta como federal.

En la previa al discurso se mostró un video y Fernández recordó que parecía que Néstor estaba loco, pero logró hacer las cosas que propuso. “Dejen que crean que estamos locos, vamos a hacerlo otra vez. Vamos a levantarnos de las cenizas, vamos a sacar a los hermanos de la pobreza”, sentenció, con un tono de voz más cercano a un acto proselitista.
Y aclaró: “Lo voy a hacer con Cristina y con ustedes compañeros”. “Hoy empezamos”, avisó, momento en el que el auditorio estalló en un aplauso que envolvió el predio.

Previo Pericón nacional en Lomas
Siguiente Poli advirtió que “el poder sólo tiene sentido si está al servicio del bien común”