El juicio por el crimen de Brandon Ríos se realizará el año próximo

Tenía 15 años y fue asesinado a balazos en Monte Grande. El juicio se realizará en mayo del año próximo.

El juicio por el homicidio de Brandon Ríos, el joven de 15 años que fue asesinado en marzo del 2018 durante un confuso episodio en Monte Grande, se realizará el 7 de mayo del 2020. El proceso estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora y el único imputado es Hernán Álvarez.

En diálogo con Info Región, Claudia, la madre de la víctima, aseguró que sintió “muchos nervios” cuando supo la fecha para el debate aunque agradeció la celeridad con la que se manejó la causa. 

El imputado, Hernán Álvarez, fue detenido cuatro meses después del hecho bajo el cargo de “homicidio”. “Cruzarnos cara a cara con él (imputado) va a ser un momento muy tenso, estoy tratando de tomarlo lo más tranquila que puedo”, planteó la madre de Brandon.

“Nosotros somos cristianos y tenemos fe en Dios, Brandon también era cristiano, así que lo dejamos en mano de Dios y que sea lo que Dios quiera. Si termina quedando en libertad por algún motivo, lo tomamos como una decisión de Dios, siempre y cuando nos dé fuerzas para enfrentar lo que sigue”, concluyó la mujer. El acusado fue señalado por testigos como el autor de los disparos

EL HECHO

Brandon Ríos fue asesinado el 26 de marzo de este año en el barrio Las Colinas de Monte Grande. Su familia desmintió la primera versión que indicaba que el joven quedó en medio de un enfrentamiento “entre bandas” y contó que “lo atacaron directamente porque lo confundieron con otra persona”.

Según contó su hermana, Antonela, quien se encontraba junto a Brandon el día del crimen, esa noche fueron a buscar un cargador para el celular a la casa de su padre. Según la joven, en el camino se cruzaron con 10 personas encapuchadas y luego escucharon varios disparos, situación por la que, junto a su hermano, empezaron a correr.

Como Brandon se había lesionado un tobillo jugando al fútbol, deporte del que era apasionado y por el que era muy conocido en la zona, su movilidad estaba reducida ya que usaba muletas y una bota ortopédica.

“Como tenía muletas y no podía moverse rápido, me gritó para que corriera y se quedó atrás. Pude esconderme detrás de un árbol y Brandon siguió como pudo por la calle. Ahí le dije que venga conmigo pero escuché que gritó y se cayó al piso”, relató Antonela también en declaraciones con este medio. Y agregó: “Cuando lo vi, tenía tres tiros en la espalda. Uno en la cabeza que le atravesó la cara, uno cerca del pecho y otro en el hombro”.

Previo Lanús: Tras una larga persecución, detuvieron a un motochorro que había robado en la Ciudad
Siguiente San José: Un policía murió en un accidente de tránsito