El temporal les arrancó el techo de sus casas y no pueden afrontar los arreglos

Fabián Barro es de Burzaco, mientras que Roberto Medina vive en Rafael Calzada. El techo de sus casas se desprendió con el temporal y no cuentan con el dinero para resolverlo.

Fabián Barro y Roberto Medina son dos jefes de hogares que residen en Burzaco y Rafael Calzada, respectivamente. El temporal del pasado viernes provocó que el techo de sus casas saliera volando. El duro momento de ver la destrucción y emprender la tarea de reconstrucción.

“Esto nos arruinó”, aseguró Fabián Barro, uno de los vecinos de Burzaco que se vió afectado por la tormenta, que provocó cuantiosos daños en la Región. Si bien el hombre valoró que nadie saliera herido, también lamentó el momento en el que lo alcanza porque se encuentra sin trabajo y sin posibilidades económicas para reparar el techo.

“Hace cinco meses que estoy sin trabajo, mi mujer es ama de casa y mis hijos necesitan un techo. Pedimos por que no tenemos, nos faltan chapas para el arreglo pero sobre todo necesito un trabajo”, aseguró Fabián a Info Región. También agradeció la ayuda “inmediata” que recibió por parte de los vecinos y del Municipio de Almirante Brown: “los vecinos y Desarrollo Social acudieron enseguida a darnos una mano”, valoró.

Fabián es sostén de familia. Convive con sus dos hijos, su esposa y su madre. Actualmente están viviendo en la planta baja de la casa, hasta poder arreglar el techo pero el hombre sostuvo que lo único que pide es “una fuente de trabajo”. “No espero donaciones pero si pido por un puesto de trabajo para ayudar a mis nenas a mi familia”, rogó. 

Otro vecino afectado por la tormenta fue Roberto Medina, de Rafael Calzada. “Se nos voló todo el techo pero gracias a Dios no estábamos en casa y no hubo heridos”, señaló. 

Roberto valoró que no tuvieron pérdidas materiales, además del techo, pero se mostró afligido por verse imposibilitado de arreglar el techo de su casa. “El techo hay que hacerlo a nuevo y todavía no tengo los materiales, no tenemos plata para comprar las chapas, mi mujer es auxiliar de enfermería y yo hago remis y vendo artículos de limpieza. Estamos complicados. Nos dieron un presupuesto de 40 mil pesos y no llegamos”, lamentó. 

Roberto y su esposa tienen dos hijos y remarcaron que “la plata que entre es para subsistir”. Valoraron, de todos modos, que el Municipio les proporcionó la mitad de las chapas que necesitan para arreglar el techo por lo cual “cualquier ayuda extra será bienvenida”. 

Para colaborar con las familias de Fabián y Roberto pueden comunicarse al 1150441240 (Fabián) o al 1127532987 (Roberto).

Previo Grindetti recibió a la conducción de la UCR de Lanús
Siguiente Temperley no pudo en casa y perdió la chance de subirse a la punta