Desde Provincia afirman que el 86% de los contribuyentes afrontarán aumentos menores a $3.500

Así lo sostuvo el ministro de Hacienda y Finanza, Pablo López, al defender el proyecto de Ley Impositiva 2020.

El ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, aseguró que el proyecto de ley Impositiva 2020 “implica que los amplios sectores medios urbanos tendrán aumentos muy moderados, el 86 por ciento de los contribuyentes afrontarán aumentos menores a 3.500 pesos para todo el año”.

“Se trata de cerca de 3,8 millones de contribuyentes de los 4,5 millones que afrontan el Impuesto”, dijo en tuits en los que dio precisiones sobre la propuesta, que incluye un incremento promedio acorde a la inflación de este año, estimada en 54,6 por ciento, según las autoridades bonaerenses.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, envió este martes la iniciativa al Senado provincial en busca de que tanto esa cámara como la de Diputados la sancionen este jueves en sesiones extraordinarias, para lo cual deberá lograr consenso con Juntos por el Cambio, principal fuerza de la oposición.

López expuso que la norma “busca sostener la recaudación tributaria para atender la emergencia que atraviesa la provincia, y a la vez dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria”.

“Este proyecto se suma a las medidas de estímulo planteadas en la Ley de Emergencia y es una herramienta más que necesitamos para atender las necesidades de los más vulnerables y apuntalar la producción y el trabajo”, apuntó.

Impuesto Inmobiliario

También indicó que en el caso del Impuesto Inmobiliario Rural y Urbano “el principio que guía la propuesta es, precisamente, la progresividad tributaria, lo que se logra mediante topes segmentados a las variaciones”.

El Impuesto Inmobiliario representa cerca del 4 por ciento de los ingresos de la provincia (3,2 por ciento el Urbano y 1 por ciento el Rural).

“En el Urbano, además de estar exentos aquellos que poseen una única vivienda pequeña, la gran mayoría de los contribuyentes -en particular aquellos que poseen propiedades de menor valuación- afrontarán aumentos sensiblemente por debajo de la inflación”, explicó.

Señaló que “para las propiedades de menor valor, la variación máxima es de 15 por ciento y en el segmento que le sigue la variación no supera el 35 por ciento”.

El ministro de Hacienda afirmó que en el Inmobiliario Rural “además de una serie de exenciones a propiedades pequeñas de producción agropecuaria, en especial la tambera, se estableció un esquema de segmentación que beneficia a pequeños y medianos productores partiendo de un 15 por ciento para las propiedades de menor valor”.

“En consecuencia, a más de la mitad de los propietarios rurales se les aplicará una actualización por debajo de la inflación 2019, a lo cual además se suma el descuento del 20 por ciento por pago en una cuota”, evaluó.

Previo Dictaron la conciliación obligatoria ante la asamblea de pilotos de Latam
Siguiente El dólar cerró sin cambios y se disparó el Blue