Cuatro de cada diez alumnos bonaerenses desvinculados por la pandemia no volvieron a la escuela


El 43 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas y privadas de la provincia de Buenos Aires que se desvincularon del sistema educativo durante la pandemia de coronavirus no volvieron a clases este año, según los primeros resultados difundidos por el Ministerio de Educación en el marco del programa Volvé a la Escuela.

De los 278.501 estudiantes que se desvincularon de la escuela durante la pandemia en distintos establecimientos bonaerenses, 119.966 no se reincorporaron al sistema educativo, es decir, un 43 por ciento del total.

Por su parte de los 158.635 que regresaron, 86.962 son alumnos del nivel primario y 71.673 de la secundaria, mientras que del total de reincorporados en territorio bonaerense, el 82 poe ciento pertenecen a escuelas públicas, consignó el informe.

Volvé a la escuela, es un programa impulsado por el Ministerio de Educación, busca recuperar “el vínculo con la escuela pública de niñas, niños, jóvenes y adultos que lo hayan interrumpido de manera total o parcial, así como la implementación de estrategias de fortalecimiento de los procesos de enseñanza”, según explicó la cartera a través de un comunicado.

Para ello, entre los actores de las distintas comunidades educativas, junto a personal provincial, municipal, ONGs y Universidades desarrollan dispositivos para ir a buscar a los chicos y chicas que dejaron de concurrir a clases.

El informe describe la situación en otras provincias y reveló, a manera de ejemplo, que de los 13.449 estudiantes que abandonaron sus estudios en Córdoba a causa de la pandemias, 12.891 volvieron a las clases, es decir el 95,6 por ciento, con lo cual el margen de no retorno es diez veces menor al de la provincia gobernada por Axel Kicillof.

Esta iniciativa, que cuenta con una inversión de 5.000 millones de pesos, tiene como objetivo el regreso a las aulas de los estudiantes que se desvincularon, de cara a un nuevo ciclo lectivo que garantice por lo menos 190 días de clase, así como fondos para llevar a cabo refacciones menores en los establecimientos que ascienden a 3.000 millones de pesos para 14.276 escuelas entre secundarias, técnicas y agrarias y que el regreso pueda darse en las condiciones apropiadas.