Adrogué: La Cucaracha cumplió 150 años

El histórico edificio, que fue por Esteban Adrogué para sus hijas Sofía y Dolores en 1871, está en plena restauración.

El histórico edificio de Adrogué conocido como “La Cucaracha” cumplió 150 años. Fue construido a partir del pedido de Esteban Adrogué para sus hijas en 1871 y se encuentra en plena restauración. Un poco de historia…

Emplazado en Diagonal Almirante Brown y la avenida Tomás Espora, frente a la plaza Esteban Adrogué, el edificio es un icono histórico y cultural del distrito. La obra fue encargada por Esteban Adrogué para sus hijas Sofía y Dolores en 1871 y está terminando de ser restaurada por la Comuna con una puesta en valor que se culminará a principios del año entrante.

En “La Cucaracha” funcionó el primer gobierno municipal, después la comisaría y el Juzgado de Paz. Posteriormente, el predio y la casa pasaron a poder de la Municipalidad de Almirante Brown, que lo destinó al funcionamiento de la Escuela Municipal de Artes y Oficios llamada “Alberto Bróccoli”. Allí se dictaban cursos de carpintería, electricidad, dibujo, pintura y escultura. En 1990 se agregaron otras disciplinas como también un taller para niños minusválidos y se acondicionaron varias salas para dar conferencias y exponer muestras plásticas.

Actual sede del Instituto de Estudios Históricos y Patrimonio Cultura de Almirante Brown, atesora piezas museológicas conservadas por el recordado vecino de Longchamps, Alejo Giacchetti, así como otros elementos donados por vecinos, documentación sobre la historia de Almirante Brown, esculturas, elementos antiguos, un área de artes plásticas, un espacio de muestras permanentes, y una hemeroteca de consulta (con diarios, revistas y periódicos de época).El acto

El acto

Con la presencia del intendente interino de Almirante Brown, Juan Fabiani, y del diputado electo Mariano Cascallares se conmemoró este nuevo aniversario del emblemático edificio “La Cucaracha”. El acto contó con la asistencia del presidente del Concejo Deliberante, Nicolás Jawtuschenko, la diputada provincial Cristina Vilotta; el presidente del Instituto de Estudios Históricos y Patrimonio Cultural de Almirante Brown, Emilio Klubus, así como representantes de instituciones locales como el Instituto Nacional Browniano, la Asociación Cultural Sanmartiniana, el Instituto Belgraniano, el Instituto Newberiano, la Asociación Nativos de Almirante Brown, el Rotary Club y Club de Leones, entre otras entidades y vecinos ligados estrechamente al quehacer cultural del distrito.

La directora de Patrimonio Cultural, Sandra Agis fue la encargada de dar la bienvenida a los concurrentes, tras lo cual Marisa Brondo, del grupo de narradores sociales orales “El Sur Narra” relató un viejo cuento, reescrito por Jorge Luis Borges, con eje en un reloj solar y la bùsqueda de la fortuna por parte de un joven en la milenaria ciudad de El Cairo. Luego, el titular del Instituto de Estudios Históricos y Patrimonio Cultural, Emilio Klubus, destacó la importancia de conservar y preservar para generaciones el legado de “La Cucaracha”, tan ligado a la historia browniana, explicando que el interior del edificio aún está en obra en el marco de la restauración integral de la institución.

Cascallares y Fabiani, acompañados por Jawtuschenko, la diputada Vilotta, Klubus y Agis descubrieron una placa conmemorativa del 150° aniversario del emblemático chalet estilo suizo. A continuación se descubrió e inauguró un Reloj de Sol, diseñado por el ingeniero Jorge Luis Cabrera, vecino browniano, con una placa de mármol travertino pulido de 55 por 33 centímetros, con cuadrante vertical en bajo relieve.

Cascallares, quien resaltó que “la Cucaracha es un símbolo y emblema del patrimonio de todos los brownianos”, y resaltó el valor de las obras que concretó la Comuna en el histórico edificio. Recordó, además, que avanza en comisiones en la Legislatura bonaerense una iniciativa presentada para que “La Cucaracha” tenga su reconocimiento como patrimonio histórico-cultural de Almirante Brown con sus 150 flamantes años.