En diciembre ocho de cada diez argentinos tenían ingresos inferiores al costo de la canasta básica


El 80% de las personas con ingresos individuales promedios de hasta $50.622 y la mitad de de los hogares con hasta $71.295, no alcanzaban a cubrir en diciembre pasado el costo de la canasta básica total que define el nivel de pobreza, informó hoy el INDEC.

De acuerdo con el informe de la Distribución del Ingreso del cuarto trimestre de 2021, el sector más bajo de la
población tenía un ingreso individual promedio de $7.831, mientras el más rico llegaba a los $157.567.

En diciembre del año pasado, el costo de la Canasta Básica Total era de $ 76.142 y el de la Canasta Básica Alimentaria de $32.963, por encima de los ingresos promedios individuales o totales de los hogares, según las cifras oficiales.

En el cuarto trimestre del año pasado, el menor ingreso promedio total por hogar era de $21.580 mientras que el sector más alto promediaba los $ 274.874.

Hasta el 20 por ciento de los hogares en el sector más bajo tenía ingresos promedio de $ 36.928 y apenas superaba costo de la canasta alimentaria, que define el nivel de indigencia.

En el octavo decil de la población, el ingreso promedio llegaba a $ 50.622 en la escala de ingresos individuales, y en el caso de los hogares hasta el quinto decil los ingresos totales eran de $71.295, ambos por debajo, al finalizar el cuarto trimestre del año anterior, del costo de la canasta básica total que reúne el costo de los alimentos y servicios básicos para una familia tipo de cuatro miembros.

El coeficiente de desigualdad

El coeficiente Gini, el método utilizado para medir la desigualdad salarial, que es menor cuanto más se acerca a cero y
al 1 como el de mayor desequilibrio, mejoró en diciembre respecto respecto de la medición interanual.

En diciembre pasado, según el ingreso individual per cápita, fue de 0,413 para el cuarto trimestre de 2021 mientras que, en el mismo período del 2020 de 0,435, lo que muestra una importante disminución de la desigualdad salarial, según el INDEC.

De acuerdo con el informe del organismo estadístico, el ingreso promedio per cápita del total de la población, que corresponde a 29.006.496 personas, alcanzó los $32.192, mientras que la mediana del ingreso per cápita fue de $24.571.

Un 60,4% de la población total, que comprendió a 17.505.511 personas percibió algún ingreso, cuyo promedio fue de $52.553.

Según la escala de ingreso individual, el ingreso promedio del estrato más bajo hasta el cuarenta por ciento de la población con ingresos equivalió a $19.667; el del estrato medio del quinto al octavo decil de los habitantes a $50.622 y el del estrato alto de $122.192.

Entre la población ocupada, se registró un ingreso promedio de $55.512 y un ingreso mediano de $45.000, equivalente al límite superior de ingresos del decil 5, bajo el cual se sitúan el 50% de las personas ocupadas, y no cubrían el costo de la canasta básica.

Según la población asalariada, se registraron 9.026.021 personas con ingreso promedio de $55.823 y el ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de $68.879, mientras que en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivalió a $28.592 .

Los varones tuvieron un ingreso promedio de $60.132, mientras que el de las mujeres fue de $45.154, durante el cuarto trimestre del año anterior.

En el caso de los hogares. los ingresos laborales representaron el 77,0% de los ingresos totales, mientras que los ingresos no laborales alcanzaron el 23,0% restante.