Consumidores Libres cuestiona los cambios en la facturación del gas

Héctor Polino aseguró que la eliminación de  la bonificación por ahorro implica un “verdadero perjuicio económico” para usuarios. Se suma al aumento.

Desde el lunes, el gas saldrá un 30 por ciento más. A esto se suma el anuncio sobre la quita de la bonificación para usuarios que ahorran y los cambios en cuando a la Tarifa Social. Desde Consumidores Libres salieron a cuestionar estos anuncios porque es “un claro retroceso” para los usuarios residenciales.

El fundador y representante legal de Consumidores Libres Héctor Polino, señaló que “la reciente resolución del Ministerio de Hacienda – Secretaria de Energía de la Nación – significa un claro retroceso para los usuarios residenciales de gas natural de todo el país”.

Detalló que “hasta ahora, los usuarios residenciales que lograban consumir el 20 por ciento menos comparado con el mismo período del año 2015, obtenían una bonificación del 10 de la factura. Esta bonificación ahora quedó sin efecto”. Para el Poder Ejecutivo Nacional esa bonificación implicaría un desembolso de 2350 millones de pesos para 2019.

También cuestiona que “los beneficiarios de la Tarifa Social, mantendrán el 100 por ciento bonificado del gas, hasta un bloque máximo de consumo, que varía según la zona del país, a partir del cual comenzarán a abonar la totalidad del precio. Hasta ahora, el segundo bloque igual al inicial tenía una bonificación del 75 por ciento y ahora queda eliminado”.

“Estas dos restricciones, sumadas al nuevo aumento en las tarifas de gas natural que comenzará a regir a partir del 1 de octubre, constituye un verdadero perjuicio económico que afectará a millones de usuarios de todo país”, valoró Polino.

Medidas

La Secretaría de Energía eliminó la bonificación que se otorgaba a los usuarios residenciales que lograran reducir el consumo de gas en comparación con el año anterior, y recortó el subsidio que reciben los beneficiarios de la tarifa social.

La decisión, que entrará en vigencia desde el lunes se tomó a partir de una resolución publicada el pasado jueves en el Boletín Oficial, que elimina el artículo 10 de la Resolución Nº 212 del 6 de octubre de 2016 y los artículos 3°, 6° y 9° de la Resolución N° 474 del 30 de noviembre de 2017, del extinto ministerio de Energía. Hasta este momento, aquellos usuarios que lograban reducir el consumo un 20 por ciento en comparación con el mismo período del mes anterior, obtenían una bonificación del 10% en el precio de sus facturas.

En cuanto a la resolución de los beneficiarios de la tarifa social, se mantendrá la bonificación del 100 por ciento en el precio del gas, pero hasta un punto máximo de consumo, a partir del cual se comenzará a pagar el total del precio. De acuerdo a los argumentos de la medida de la cartera conducida por Javier Iguacel, el cambio en el esquema de precios de la tarifa social responde al “objetivo de tender a la racionalización y eficiencia en el consumo”.

Aumento

Hace algunas semanas se llevó adelante una nueva audiencia pública para determinar el aumento del gas desde octubre y el Gobierno nacional aseguró que el incremento en las facturas “no superaría el 30 por ciento, por debajo de lo que se espera sea el alza del ICP de 2018”.

La Audiencia Pública llevada a cabo por el ENARGAS en el Centro Metropolitano de Diseño de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tuvo la participación de más de 60 oradores. La jornada se llevó adelante pese a que las entidades de consumidores y defensores del pueblo de la provincia de Buenos Aires y de varios municipios habían pedido la postergación apelando a la situación económica de los usuarios.

Previo ARBA aplicó multas por 170 millones de pesos en grandes empresas
Siguiente “Los fueros no son para protegerse de la Justicia”