Trabajadores del Mercado Central reclaman acciones para afrontar la pandemia

Un grupo de trabajadores advierten que no se adoptaron medidas para prevenir contagios.

Un grupo de trabajadores del Mercado Central de Buenos Aires se manifestaron en las últimas horas “preocupados” ante lo que definen como “inacción de parte de las autoridades” respecto de las adopción de medidas destinadas a prevenir los contagios de Coronavirus en ese ámbito laboral y la consecuente expansión de la pandemia.

“Pedimos coordinar una estrategia para reducir los riesgos de contagios en el Mercado Central” expresó el colectivo identificado como Juventud Frutohorticola Mercado Central de Buenos Aires, y reclamó en particular “asesoramiento de cómo atender a los clientes, suministro de material sanitario (barbijos, guantes, alcohol), el control estricto de temperatura a las personas que ingresan al mercado”, entre otras medidas.

Desde la organización destacaron que “la comunidad del mercado es muy extensa y no pude estar expuesta a riesgos cuando en el país se tomaron muchas medidas para paliar esto”.

“Como jóvenes empresarios del sector frutihortícola, más precisamente del Mercado Central de Buenos Aires, creemos que como abastecedores de alimentos tenemos un rol importante en esta crisis sanitaria que estamos viviendo a nivel nacional y mundial”, remarcaron.

A pesar de que el viernes se inició el aislamiento social obligatorio que dispuso el Gobierno nacional, el Mercado operó normalmente durante todo el día, con aglomeramiento de personas, y “no hubo control sanitario de ningún tipo, no hubo comunicación oficial de que se lleve adelante alguna medida para el día martes que se reinicia la actividad”

Por eso lo trabajadores reclaman “coordinar con las autoridades nacionales un plan estratégico para asegurar el abastecimiento de la población ante una posible crisis alimenticia”.

“Requerimos que el Ejercito o el aparato del Estado este a disposición y trabajando con nuestra comunidad para estar preparados”, plantean, y recuerdan que las ruedas de venta juntan 25 mil personas de distintos lugares de la Argentina.

De ahí que exijan “garantías y herramientas” para comenzar a trabajar luego del feriado largo correspondiente al Día de la Memoria.

Finalmente enfatizaron que “el Mercado Central de Buenos Aires en esta crisis tiene que tomar un papel estratégico, ya que tiene que asegurar la alimentación de las jurisdicciones más importante del país. Pero esto no se puede dar a costas de la salud de sus trabajadores de todos los sectores que lo componen”.

Previo Son seis los casos sospechosos de coronavirus en Avellaneda
Siguiente "La política se ha alineado para que todos estemos mejor", valoró Grindetti