Temperley buscará un triunfo para cerrar un torneo “irregular”

El Gasolero enfrentará a Platense en la última fecha del Nacional B ya sin chances de luchar por el ascenso. "Saldremos a dejar lo mejor para tratar que los tres puntos queden en casa", recalcó el defensor Tobías Albarracín.

Temperley no pasa por un buen momento en el cierre del Nacional B. Tras la derrota con Almagro se quedó sin chances de ingresar al Reducido y deberá culminar su camino con Platense en casa lejos de toda pelea.

El traspié en el clásico con Los Andes marcó un camino negativo para los de Cristian Aldirico que no sufrieron con el descenso, aunque tampoco lograron meterse en el pelotón de arriba en un certamen que les dio muchas chances.

Frente al cruce con el Calamar en el que despedirán la competencia oficial, Tobías Albarracín, en charla con Info Región, analizó: “El jugador siempre tiene ese orgullo propio que lo hace competitivo y aunque estemos afuera de todo, saldremos a la cancha a dejar lo mejor y tratar que los tres puntos queden en casa”.

“Sin lugar a dudas lo queremos ganar. No solo por cada uno de los jugadores y cuerpo técnico, sino también por la gente. Había muchas expectativas por el ascenso y nos acompañaron todo el año. Platense viene muy bien. Será un equipo duro de vencer”, insistió.

El balance

De la mano de Gastón Esmerado no tuvieron el mejor comienzo de campeonato y desde la llegada de Aldirico remontaron en el juego y con los números, no obstante la caída en el tramo final del certamen los dejó sin posibilidades de clasificar al Reducido.

Al respecto, el marcador central comentó: “Fue una temporada irregular. Tanto en lo personal por mi lesión puede jugar pocos partidos y también en lo colectivo, cuando todos imaginábamos que podíamos dar que hablar si entrábamos al Reducido. Pasó todo lo contrario. Una lástima”.

Por otra parte aseguró que “no hay una explicación” concreta al andar del Celeste en el torneo, aunque puntualizó en los “detalles” dentro de cada partido como uno de los factores preponderantes que desencadenó en la caída del equipo en las últimas semanas.

Última presentación

El traspié con Almagro 2-1 dejó un golpe duro en el plantel ya que significó quedar fuera de toda posibilidad de alcanzar el Reducido. Por otra parte selló la tercera caída al hilo y agudizó un contexto desfavorable para los de Aldirico.

“Fue un partido muy parejo. Los equipos de Esmerado son muy prolijos en lo táctico y al tener jugadores de jerarquía, al igual que nosotros, sabíamos que el que menos se equivoque se llevaría el partido. Nos tocó perder así de simple. Sinceramente estamos todos tristes. Nadie imaginaba con el plantel que teníamos haber quedado afuera del Reducido”, sentenció Albarracín, en contacto con este medio.

Previo Hockey masculino: En Lomas destacan el buen arranque en "un año de transición"
Siguiente El dólar cerró en baja tras las medidas del BCRA