El hogar Teresita de Temperley cumplió dos años

Inaugurado en 2017, en la actualidad son 20 las mujeres con hijos que encuentran refugio y contención en el hogar.

El hogar Teresita de Temperley cumplió dos años asistiendo a mujeres en situación de calle y a sus hijos. “Es un trabajo de hormiga pero nosotros queremos estar y poder dar un poco de luz y acompañamiento a quienes más lo necesitan”, expresaron desde la asociación a la que asisten 20 madres con sus niños.

El hogar se inauguró el 24 de noviembre de 2017 en Turdera con 7 mujeres acompañadas de sus hijos. Sin embargo, ante el crecimiento de personas en situación de calle provocado por la crisis económica, en junio del 2018 se trasladó a una casa más grande en Temperley y en la actualidad son 20 madres con 18 hijos quienes conviven y encuentran un espacio de contención y refugio.

“Hace un poco más de dos años empezamos a ver la necesidad de las mujeres en situación de calle con sus niños y a partir de ahí nació la primera Teresita”, relató Mariana una de las coordinadoras del hogar.

Sobre el hogar

El hogar es una casa convivencial impulsada por la organización solidaria “No seas Pavote”, que cuenta con un equipo permanente de psicólogos, asistentes sociales y talleristas que acompañan a las mujeres y a sus hijos.

En diálogo con Info Región, la coordinadora sostuvo que la finalidad del proyecto es “poder dar un poco de luz y acompañamiento a personas que vienen tan lastimadas por la vida que les tocó”.

Respecto del aniversario de la institución, indicó que estos dos años fueron “un trabajo de hormiga” y “un aprendizaje del día a día”. “Nosotros queremos estar y eso abarca escuchar, acompañar, apoyar y creo que una de las columnas vertebrales nuestras es el amor, porque no hay otra forma de acompañar a personas que vienen tan lastimadas por la vida que les tocó y que nos podría haber tocado a cualquiera de nosotros”, apuntó la coordinadora.  

El actual espacio se encuentra en Avellaneda 467, Temperley, y cuenta con habitaciones para todas las mujeres con sus hijos, 7 baños, un espacio de juegos, espacio taller y un patio. 

Previo Cerró Las Carabelas en Lomas: “Las ventas ya no cubrían los costos”
Siguiente Aprehendieron al chofer del micro que volcó en la Ruta 2