Los Bomberos de Lomas cumplen 110 años de servicio

“Es una satisfacción y un orgullo pertenecer para servir y dar seguridad a los vecinos del barrio”, sostuvo Gustavo Liuzzi, jefe del cuerpo activo.

Los Bomberos Voluntarios de Lomas de Zamora cumplen 110 años desde su fundación en 1910. Luego de más de un centenar de servicio, el escuadrón es uno de los más destacados de la Argentina. 

El jefe del cuerpo activo de la seccional de Lomas de Zamora, Gustavo Liuzzi, dialogó con Info Región y afirmó: “Es una satisfacción y un orgullo pertenecer a una institución que está para servir y dar seguridad a los vecinos y vecinas del barrio”.

“Vengo de una familia de bomberos. Mi abuelo fue jefe y mi bisabuelo fue uno de los integrantes de la primera dotación, así que respeté una tradición que es de familia”, comentó.  

Su historia

Lomas de Zamora, en 1910, contaba con 30 mil habitantes distribuidos en pocas manzanas, las cuales estaban constituidas por casas de madera. En consecuencia, los incendios eran una preocupación muy grande para los vecinos de aquel entonces. 

Luego de algunos accidentes menores, el 30 de enero de ese año se consiguieron los fondos para armar el primer Cuerpo de Bomberos, que tuvo su sede en la Cochería Leguizamón, ubicada frente a la plaza Victorio Grigera, en la intersección de las calles Boedo y Rodríguez (hoy Avenida Hipólito Yrigoyen). 

El primer presidente de la asociación fue el capitán de navío Gustavo Sundblandt Roseti, mientras que su primer jefe fue Diego Ricthie. Luego de mudarse en varias oportunidades a lo largo de los años, el cuartel central se consolidó en la calle Saavedra al 46, donde hoy realiza sus actividades.

Un cuartel modelo

Tras más de cien años de servicio, el cuerpo es uno de los más destacados en el país ya que está ubicado “en la 6° posición del ranking de fundaciones del país”.

“En Argentina hay más de mil de cuerpos voluntarios con, aproximadamente, un total de 45.000 hombres y 7.000 mujeres que participan día a día. Para nosotros, estar en una posición así, habiendo tanta cantidad de otros cuarteles, es un orgullo”, precisó Liuzzi.  

“En lo personal, ser el jefe del cuerpo activo de 135 hombres y mujeres, más 25 cadetes, es una gran responsabilidad. Tengo la obligación de todos los días estar a cargo de tanta gente, que es algo muy lindo para mi y mis compañeros”, concluyó.

Previo Futsal: Brown de Adrogué vuelve a la competencia y comienza el armado del plantel
Siguiente Temperley y Los Andes arrancaron la colecta de útiles