Adrogué: Se realizó un nuevo escrache para repudiar al represor José Maidana

Fue convocada por la agrupación H.I.J.O.S. y también participaron integrantes de organizaciones sociales y gremiales.

Este jueves se llevó a cabo un nuevo escrache en Adrogué para repudiar la presencia del represor José Maidana, ex carcelero del centro clandestino de detención y exterminio “El Vesubio”, quien posee libertad condicional pese a haber sido condenado por delitos de lesa humanidad.

La protesta arrancó minutos después de las 17 en la Plaza San Martín convocada por las agrupaciones H.I.J.O.S. de la provincia de Buenos Aires, Lomas de Zamora y Almirante Brown. También participaron vecinos e integrantes de organizaciones sociales y gremiales. Además asistieron familiares de desaparecidos durante la última dictadura, cada uno de ellos alzó sus pancartas acompañada de una foto.

“Este genocida debe seguir en la cárcel. Hasta que no estén todos presos no se parará, por más que se escondan en la tranquilidad de un barrio, se los buscará  y escrachará”, manifestó un integrante de la H.I.J.O.S. Lomas durante la protesta.

Y añadió: “No lo queremos acá. Está condenado por crímenes de lesa humanidad y su mujer lo denunció por violencia de género, es peligroso para todos los vecinos”.

La movilización incluyó cantos y también participó una murga conformada por jóvenes. Además durante la actividad se relataron poesías mientras que un grupo de personas se cubrió la cara con la figura del “Eternauta”.

Cerca de las 19, los manifestantes se encaminaron rumbo a la casa del represor sobre la calle Nother al 600, mientras tanto los integrantes de H.I.J.O.S colocaron en los postes de luz, carteles con la dirección de Maidana. Al llegar al domicilio, que estaba custodiado por policías, sonó la canción “Los dinosaurios” de Charly García.

El caso

José Maidana era carcelero del centro clandestino de detención y exterminio “El Vesubio” y en 2011 fue condenado a 22 años y seis meses de prisión por su participación en los crímenes de lesa humanidad que allí se cometieron.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 4 le concedió la libertad condicional, pese a haber sido condenado por el secuestro y torturas a 91 personas que pasaron por el centro clandestino de detención de La Tablada.