Peroncello advirtió sobre las “complicaciones” de los entrenamientos individuales

El jugador del San Albano Facundo Peroncello se encuentra entrenando de manera individual para ponerse a tono cuando se reanuden las fechas. “Hago lo que puedo porque no se entrena al mismo nivel que el club”, señaló.

En el marco de la cuarentena por el coronavirus, el Club San Albano debió cerrar sus puertas y las fechas de los partidos debieron ser postergados. El comienzo del torneo estaba pautado contra Pueyrredón, aunque sin fecha prevista. Por ahora, el equipo entrena de manera individual en sus casas para ponerse a tono y volver fortalecidos al torneo.

En ese sentido, los de Corimayo, comunicaron a través de sus redes sociales que el club permanecerá cerrado hasta nuevo aviso, con lo cual cada jugador entrena individualmente para ponerse a tono en el arranque del torneo.

“Hago lo que puedo porque no se entrena al mismo nivel que el club. Es bastante complicado. En mi caso particular hago flexiones de brazos, sentadillas, saltos, corro un poco y nada más”, explicó, en diálogo con Info Región, Facundo Peroncello.

En paralelo, el jugador evaluó la problemática actual y el parate de la actividad: “Está perfecta la decisión, es un tema bastante serio y no se podía seguir jugando como si nada, fue una medida esperada porque se la veía venir y entre los jugadores sabíamos que estaba la posibilidad”.

Torneo

El arranque estaba programado para el 21 de marzo contra Pueyrredón, al ser consultado sobre si está ansioso, el jugador aseguró: “Nos comimos toda la pretemporada y ahora que venía lo más lindo justo se corta. Aparte durante todo el verano uno está con miras al fixture y a pocos días de arrancar se cortó, es tremendo”.

Llegado al momento de volver a jugar, Peroncello confió en que el equipo “tendrá un buen arranque”, al analizar que se “trabajó mucho durante la pretemporada con dos amistosos y se mejoró bastante a diferencia del año pasado”.

San Albano cayó en amistosos de preparación contra Alumni 19-14 y Regatas 43- 21, Peroncello evaluó que a pesar de los resultados se jugó contra “dos equipos del top 12″ y que respecto a otras oportunidades se “mejoró porque las diferencias hubieran sido más amplias, pero esta vez se achico bastante”.

Por ello, remarcó que “los amistosos sirven para medir cómo está el equipo y ajustar un poco”. “Uno viene de varios meses sin tocar la pelota, entonces esto sirve para mejorar el ritmo del partido y volver a familiarizarse”, subrayó.

Análisis

Todavía no se sabe la fecha exacta donde San Albano deberá jugar en las canchas de manera oficial, asimismo el forward anticipó que se desarrollará un torneo “dificil”.

Sobre que hay que ajustar, evaluó que es “el orden”. “Fue nuestro punto débil el año pasado”, concluyó.

Previo Ordenan la compra de medio millón de reactivos para detectar coronavirus
Siguiente Silva reconoció que la suspensión de los Juegos les dará “tiempo de trabajo”