El Papa bregó por pensar en la familia como “cuna de vida” y “perdón”

Francisco hizo alusión a las familias que no pueden estar juntas en estas Fiestas.

El Papa bregó por “redescubrir la familia” como espacios de “perdón” y “cuna de vida”. En su cuenta de Twitter también recordó a las personas que no pueden reunirse en estas Fiestas.

“Que la Navidad sea para todos una oportunidad para redescubrir la familia como cuna de vida y de fe; un lugar de amor que acoge, de diálogo, de perdón, de solidaridad fraterna y de alegría compartida, fuente de paz para toda la humanidad”, sostuvo, y aclaró: “Mi pensamiento se dirige en este momento a las familias: a las que no pueden reunirse hoy, así como a las que se ven obligadas a quedarse en casa”.

En ese marco, planteó: “Cada persona es mi hermano. En cada persona veo reflejado el rostro de Dios y, en los que sufren, vislumbro al Señor que pide mi ayuda. Lo veo en el enfermo, en el pobre, en el desempleado, en el marginado, en el migrante y en el refugiado”.

“Gracias a este Niño, todos podemos dirigirnos a Dios llamándolo “Padre”, “Papá”. Todos podemos llamarnos y ser verdaderamente hermanos: de todos los continentes, de todas las lenguas y culturas, con nuestras identidades y diferencias, sin embargo, todos hermanos y hermanas”, señaló. El mensaje de Navidad concluye: “El nacimiento de Jesús es la novedad que cada año nos permite nacer interiormente de nuevo y encontrar en Él la fuerza para afrontar cada prueba”.