Justicia: La virtualidad abrió una puerta de posibilidades

Si bien los primeros meses fueron complicados, las plataformas pemitieron no sólo continuar con el trabajo sino mejorarlo.

El balance que realiza la Justicia sobre el 2020 también está atravesado por la virtualidad. De acuerdo a los propios protagonistas, lo que pareció ser una complicación en un principio terminó abriendo “una puerta de posibilidades”.

“Lo que hizo la pandemia fue tirarnos más a la virtualidad”, admitió el titular del juzgado de Garantías 8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, en diálogo con Info Región, al tiempo que consideró que el buen trabajo que se realizó a lo largo del año dejó abierta “una puerta de posibilidades interesantes para explotar cuando todo esto pase”.

“A partir de marzo, que fue cuando se instituyó el aislamiento social preventivo y obligatorio, nos volcamos a hacer todo escrito, hasta las audiencias. Nos costó mucho en los primeros meses, pero desde abril mantuvimos la audiencia vía plataforma que nos facilitó la Corte y ahí pudimos encarrilar todo”, recordó Vitale.

Si bien en los primeros meses parecía que la situación se iba a complicar más, pasó todo lo contrario. Vitale resaltó que en la instrucción “no hubo retrasos” y que terminaron el año “al día”. “Al estar de turno y con personas detenidas y en una instancia inicial de los procedimientos, inevitablemente tenés que moverte. Así que supimos organizarnos”, destacó.

“Dividimos el juzgado en dos grupos, dos días por semana haciendo audiencias, para que nada se retrase. Todo lo demás lo pudimos sobrellevar con los grupos divididos, inclusive cuando hubo un caso positivo de Covid-19 en el juzgado. Por suerte, estas ´burbujas´ ayudaron a que podamos terminar bien el año”, explicó a este medio, al realizar un balance del 2020.

Por otro lado, distintos fiscales generales de todo el país también realizaron un análisis sobre el año que se fue. Juicios más cortos, trabajo remoto y presentación de pruebas de forma virtual, fueron algunos componentes que marcaron el trabajo de la Justicia.

Maximiliano Hairabedian, titular de la Fiscalía N° 1 ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de Córdoba, señaló que la incidencia de la virtualidad se notó “principalmente en la cantidad de juicios comunes, ya que las medidas de aislamiento -estrictas al comienzo- y las restricciones a la circulación, dificultaron la realización de los debates orales y públicos”. Sin embargo, en el contexto de la pandemia se obtuvo un mayor número de sentencias condenatorias en comparación al 2019 “porque los inconvenientes para los juicios comunes los suplimos con más juicios abreviados”.

Las medidas de aislamiento tomadas en razón de la pandemia “no tuvieron una gran incidencia en el volumen de trabajo que tramitó durante este 2020”, consideró Indiana Garzón, a cargo de la Fiscalía ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santiago del Estero. Para la fiscal, “los operadores judiciales pudieron desempeñar su trabajo en forma remota y en modo presencial, circunstancia que permitió gestionar las causas con normalidad, sin que disminuya sensiblemente el volumen en trámite”.

El fiscal general ante el TOCF de Corrientes, Carlos Schaefer, finalmente, explicó que, si bien durante el año hubo “suspensiones de plazos y ferias extraordinarias”, el trabajo “no ha mermado, sustanciándose más de ochenta juicios por narcotráfico y trata, entre los cuales se hicieron juicios orales y abreviados, que se realizaron a través de diversos sistemas de videoconferencia”. “Durante la pandemia de COVID-19 han ingresado a esta dependencia una innumerable cantidad de causas –más de 150-, en las cuales se han tramitado incidentes y ofrecido pruebas de manera virtual”, apuntó.

Juicios por jurados

Durante 2020 no se realizaron juicios por jurados en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora y, por el momento, no hay previstos para 2021. La aglomeración de personas en distritos del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) está contraindicado por las autoridades, motivo por el que aún no se puede pensar en esta posibilidad.

Es que los juicios por jurado son procesos judiciales que se realizan frente a un jurado imparcial elegido por sorteo y que está compuesto por 12 personas y seis suplentes. Además, se debe contemplar la presencia de los jueces que componen el tribunal, acusado y querellantes, trabajadores judiciales y de fuerzas de seguridad y testigos, todos dentro de un recinto cerrado.

La Suprema Corte de Justicia dispuso en julio del año pasado prorrogar la vigencia de los Listados Oficiales Anuales de Jurados de los distintos departamentos judiciales para el año 2020, por un año calendario adicional, hasta el día 31 de diciembre del año 2021.

El rol del jurado se limita a definir si el acusado es culpable o no -tras escuchar los testimonios, las pruebas y los alegatos de las partes- mientras que el Tribunal decide la pena. Para que la decisión del jurado sea considerada válida y se pueda dictar una sentencia, 10 de los 12 miembros deberán estar de acuerdo en la culpabilidad o inocencia del imputado.