La leche aumentó más del 90% en lo que va del año

Los alimentos que más se subieron son los de consumo masivo. Los cortes populares de carne presentan alzas por encima del 50 por ciento.

Si bien en los últimos tiempos se nota la desaceleración de precios de los alimentos, los saltos que se registraron durante el año dejan en evidencia una realidad que preocupa: los productos que más aumentaron son aquellos de consumo masivo, como la leche, el aceite, la yerba y la carne picada. En la primera quincena de noviembre, la suba de la canasta básica fue del 1,29 por ciento, pero llega al 46,16 en el acumulado.

Tanto el aceite como el arroz y la paleta son insumos necesarios para preparar un guiso. La leche y la yerba, por otro lado, son indispensables para el desayuno o la merienda. Y justamente son éstos los productos de consumo popular que más se encarecieron este año. La leche aumentó un 91,43 por ciento, mientras que el aceite sufrió una suba del 81,74. Detrás aparecen el arroz (68%), la yerba (66,58%) y los cortes de carne, que muestran subas por encima del 50 por ciento. La paleta subió un 57,69 por ciento, la carne picada aumentó un 54,76 y el asado presenta un aumento del 53,57 por ciento, de enero a esta parte.

De acuerdo al relevamiento de Consumidores Libres, la canasta básica de alimentos aumentó un 1,29 por ciento en la primera quincena de noviembre, que se traduce en una suba acumulada del 46,16. En la canasta de “Almacén”, fideos y huevos presentan las alzas más importantes y el asado hace lo suyo en el combo de “Carnicería”. En cuanto a “Frutas y Verduras”, las subas suelen ser estacionales, pero resalta el aumento acumulado del tomate perita (de los más esconómicos y más consumidos) que asciende a 92,86 por ciento.

En la comparación del cierre de octubre con el 15 de noviembre, el informe detalla que el aceite aumentó un 0,72 por ciento; arroz, 2,44; fideos, 4,17; huevos, 4,65; leche, 2,29 y yerba, 0,66. Azúcar, harina de trigo y pan fresco se mantuvieron estables. Los productos del combo “Almacén” se pueden comprar por 2.106 pesos, la suba fue de 1,40 por ciento y llega al 50,97 por ciento en el acumulado.

Zanahorias y cebollas no registraron suba de precios, pero sí lo hicieron las berenjenas, 26,32 por ciento; papa negra, 7,69; naranja, 4,17; manzana, 4,35 por ciento. En baja se movieron el tomate perita (-15,63) y la acelga (-5,56). La canasta de “Frutas y Verduras” se puede adquirir por 1200 pesos, la suba en las últimas dos semanas fue del 1,27 por ciento y llega al 24,87 en el acumulado.

En “Carnicería“, son tres los cortes que presentaron aumentos: bola de lomo, 1,06 por ciento; asado, 2,38; paleta, 1,23. La carne picada común no mostró variaciones. El combo se vendió a 3.280 pesos, un 2,13 por ciento más que en el cierre de octubre. La suba acumulada es del 52,26 por ciento.

De acuerdo a los datos de Consumidores Libres, la suba acumulada de la canasta básica de alimentos era del 44,30 por ciento (cotemplando el corte de octubre). En enero, la suba de precios fue del 4,08 por ciento; febrero, 4,39marzo, 4,19; abril, 4,72; mayo, 4,49 por ciento; 3,91 en junio, 3,38 en julio2,79 en agosto; 2,89 en septiembre y 2,54 en octubreEl año pasado, la suba acumulada había sido del 74 por ciento.