Huevos, leche, pan y azúcar: los aumentos más pronunciados

Los alimentos de consumo masivo son los que más subieron en los últimos días.

Mientras el Gobierno delinea nuevas estrategias para frenar la suba de precios, impulsadas por distintos factores; entre ellos, la guerra en Ucrania y la sequía, los productos de primera necesidad siguen subiendo y se convierten en bienes menos accesibles para la población. Huevos, leche, pan y azúcar son los insumos que más aumentaron en las primeras dos semanas de marzo.

El viernes empieza la guerra contra la inflación“, anunciaba ayer el presidente Alberto Fernández, en vísperas del anuncio de la inflación del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 4,7 por ciento en febrero y el rubro “Alimentos y bebidas no alcohólicas” fue el que más aumentó: un 7.5 por ciento.

Contemplando los números de febrero y la guerra desatada en Ucrania, que provocó que se disparara el precio del petróleo y del trigo, la preocupación en Casa Rosada crece. La preocupación también aumenta en las casas, en las cuales ya no es posible llenar la heladera; de hecho, muchas familias han comenzado a resignar productos que empiezan a considerarse de lujo, como las gaseosas o las galletitas de primeras marcas.

Consumidores Libres realiza dos mediciones de precios al mes y en las últimas horas dio a conocer el dato de la primera quincena. La suba fue del 2,74 por ciento y los productos que más aumentaron en la canasta de “Almacén” son aquellos de consumo masivo, como la leche y el pan. El litro de leche aumentó un 3,23 por ciento y no se consigue por menos de 160 pesos; el pan aumentó un 3,57%, sale 290 pesos el kilo (promedio); un 7,41% aumentaron los huevos, que no se consiguen por menos de 290 pesos la docena; el azúcar aumentó un 4,35%, se vende a 120 pesos el kilo.

En cuanto a la canasta de “Frutas y Verduras”, las subas más pronunciadas se dieron en las berenjenas (9,25%), zanahorias (8,82%), cebollas (4,76%) y naranjas (4,17%). En el combo medido de “Carnicería”, el alza más sensible es en el corte bola de lomo, que aumentó un 2,75 por ciento.