Un episodio que pone sobre la mesa un reclamo de seguridad

“A dos cuadras hay un triángulo que está lleno de delincuentes”, asegura una vecina de Adrogué ante los hechos ocurridos esta mañana.

El episodio de inseguridad vivido esta mañana por los vecinos de Adrogué, en donde uno mantuvo un tiroteo con delincuentes que habrían intentado robarle dinero, vuelven a salir a la luz reclamos de seguridad que parecían sepultados para los ciudadanos de Almirante Brown.

“A dos cuadras hay un lugar que le dicen el triángulo que está lleno de delincuentes”, aseguró una vecina del barrio en contacto con este medio, al tiempo que señaló que le robaron “dos motos distintas en un año”.

La vecina hace referencia al denominado “Triángulo de Adrogué”, del cual se advierte que los hechos se multiplican en esa zona porque confluyen tres jurisdicciones policiales y hay un paso a nivel cerrado.

Residentes del distrito apuntan que los asaltos son recurrentes en la zona, la que fue definida como “de nadie” en distintas oportunidades. Además, precisan que la zona de mayor inseguridad es la de la avenida Espora, que es lindera a las vías del Ferrocarril Roca, a metros de Amenedo.

Desde el Foro de Seguridad de Temperley-Turdera, localidades linderas a Adrogué, habían precisado, en diálogo con Info Región, que es un “problema desde hace años”, en el que influye sensiblemente que haya una paso a nivel cerrado desde hace décadas: el cruce de la calle Roca.

El hecho

Este miércoles por la mañana, la Policía de la provincia de Buenos Aires confirmó que un tiroteo se produjo entre un vecino y un grupo de delincuentes, de los cuales uno fue abatido. Un ex empleado de Inteligencia Criminal de la Nación fue emboscado cuando llegaba a la casa de su padre, en Adrogué, tras retirar una cuantiosa suma de dinero en un banco de Lomas de Zamora.

El hombre, cuya identidad no fue difundida, precisó que había retirado una importante suma de dinero del Banco Nación de Lomas de Zamora y pensaba cambiarlo por moneda extranjera, pero decidió hacer una parada en la vivienda de su padre, ubicada sobre Pasaje Victoria. Ante el temor de un eventual robo, su padre detuvo la marcha del vehículo y él caminó hasta la vivienda.

Previo Con varios regresos, Banfield trabaja con la mente puesta en River
Siguiente Luego de meses, subió el uso de la capacidad instalada de la industria