Los 300 de Crivelli: “Estoy contento de poder estar bajo los tres palos de Temperley”

El arquero regresó al once inicial luego de un año y medio en la igualdad 0-0 ante Estudiantes de Río Cuarto. "Fue muy especial", apuntó.

El arquero Federico Crivelli manifestó que fue “muy especial volver a atajar después de un año y medio” en el primer equipo de Temperley. Además en su conmemoración por los 300 partidos, aseguró que ante Estudiantes de Río Cuarto se mantuvo “muy seguro” y aspira a poder seguir manteniendo el arco en cero.

“Fue un partido muy especial porque volví a atajar después de un año y medio de inactividad. Estoy contento de poder estar abajo de los tres palos de Temperley, donde estuve casi toda mi carrera y es el club que me vio nacer”, celebró el arquero del Gasolero, en diálogo con Info Región.

En la pasada jornada, Crivelli fue parte de los elegidos por Walter Perazzo y logró asegurar un empate frente al único puntero. En ese marco, sostuvo que se fue “conforme por cómo se dio el partido”, al no haber recibido goles. “Me sentí muy seguro y las pocas situaciones de gol que creó el equipo rival, las pude resolver de la mejor manera”, subrayó.

Asimismo, el guardametas destacó que deberá “seguir entrenando, porque es la única manera de agarrar confianza y de seguir progresando para mantener el arco en cero”. Vale destacar que Matías Castro, quien mantenía la titularidad en el último semestre, rescindió su contrato en este mercado de pases.

El partido

Si bien el Gasolero no pudo asegurarse los tres puntos para quedar en la cima de la tabla, consiguió un empate ante uno de sus competidores directos. “Fue un partido duro, ellos nos conocían y nos taparon las bandas que es donde nosotros atacamos mucho con nuestros laterales”, evaluó Crivelli, sobre la fecha 16 de la Zona A.

Aún así, destacó que “les faltó más creatividad de mitad de cancha para adelante, pero el equipo pudo resolver bien los ataques de Estudiantes”. Con este resultado, solo lo separan tres puntos de la cima de la tabla y el arquero resaltó que “el objetivo es no desprenderse del lote de los equipos de arriba y así poder llegar con chances de pelear el ascenso en las últimas fechas”.

Lo que viene

El próximo domingo, Temperley visitará al último equipo de la tabla Nueva Chicago. “En la segunda ronda se define tanto la tabla de abajo como la de arriba, y tenemos que estar más concentrados, porque hay menos margen de error”, anticipó, ya pensando en la etapa decisiva de la Primera Nacional.

Además resaltó que durante la semana estuvieron trabajando “en la creación, en ser más directos, no tener tanto la pelota en la mitad de la cancha y saber cuando atacar”, dado que esa fue una de las falencias del último encuentro.

“Ellos van a salir a atacar, porque juegan de local y está más presionados. Nosotros tenemos que estar bien parados, para hacer el juego que nos sienta cómodo. Vamos a contragolpear y mantener el arco en cero, cuando ellos se habrán buscaremos los espacios para lastimar”, sentenció Crivelli, en vista a la décima séptima fecha del torneo

Previo Vecinos de Guillón se reunieron con autoridades policiales
Siguiente Falcioni: “Vamos a enfrentar al mejor equipo del fútbol argentino”